•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

No importa el largo, corte, desgrafilado, color, si tenemos flequillo o capas, ninguno de estos factores son tan importantes, como el tener un cabello sano, brillante  y fuerte.

Cuando estaba pequeña mi mamá me daba muchos consejos a la hora que lavaba mi pelo, también me decía “no importa que ropa llevés puesta, mientras el pelo lo tengas arregladito”, así que cuando estuvo en mis manos la responsabilidad de cuidar mi cabello, determiné la importancia de tener buenos hábitos como la manera de secarlo, frecuencia de lavado, la forma en que lo peinamos y los productos que nos ayudan a revitalizarlo, en un mercado donde todo lo que nos venden es “súper bueno y recomendado”.

1. Atarlo 

Solemos lavarlo, desenredarlo y finalmente atar el cabello  Elegí ligas suaves y un poco más gruesas, evitarás que se enrede y quiebre tu cabello.

2. Despuntes

 De nada te sirve tener el cabello largo si las puntas están florecidas y secas, es importante que al menos acudas a tu estilista cada tres meses.

3. Plancharlo

A veces porque estamos contra tiempo, nos pasamos la plancha sobre el pelo húmedo, pero este error debés dejarlo atrás. Para plancharlo debé estar 100% seco.

4. Folículos

Productos estilizantes como gel, mouse y espray, estos con el tiempo se van acumulando en el cuero cabelludo y nos podrían tapar los folículos y debilitar el cabello.

5. Secado

Sabías que tu cabello se enreda, se esponja demasiado y se llena de frizz debido a la manera en que lo secas. La forma correcta de secarlo es retirando el exceso de agua con la toalla, pero sin exprimir o tallar.

6. Jalonearlo

Tu pelo no tiene que sufrir jalones para ser desenredado. Lo primero que debés saber es que necesitas cambiar tu cepillo por un peine de dientes anchos para desenredar.

7. Temperaturas

Exponerlo a planchas, secadora, tenazas o agua de alta temperatura le causan a tu cabello la pérdida de hidratación . Lava tu cabello con agua tibia y aplica un protector térmico.

8. Cuero cabelludo

Los folículos en el cuero cabelludo son el lugar de nacimiento de cada cabello. Si no están limpios y sanos, no podrás producir un cabello fuerte y saludable. Por eso es importante que no lo laves diario y que lo cepilles todas las noches para distribuir la grasita natural que producimos.

9. Productos

El mismo shampoo, acondicionador o crema hidratante para un cabello teñido, o para un cabello rizo, no es el mismo para un cabello liso o virgen de tinte. Es muy importante que leas bien las etiquetas de los productos que te aplicas en el cabello.

10. Lavado

Una de las peores cosas que le puedes hacer a tu cabello es lavarlo todos los días, los estilistas recomiendan lavarlo cada tres días, y es importante que lo cepilles cada noche para que distribuyas bien la grasita natural del cuero cabelludo.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus