•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Siempre pasa. Sobre todo si vas a la playa o de repente te ves con que tenés que estar en un lugar muy caluroso o donde hay mucho sol: las altas temperaturas pueden jugar malas pasadas a la hora que estés bella y bien maquillada. Sin embargo, podés aprender unos consejos para que tu maquillaje resista al calor y no se derrita dándote un aspecto poco estético.

Trucos de maquillaje

Evitar el maquillaje a base de aceite, ya que para las épocas calurosas lo mejor es evitar esta clase de maquillaje, ya que son demasiado pesados para la piel.

Frotar un cubo de hielo en el rostro luego de lavarlo ayudará a que el maquillaje se quede por mucho más tiempo. Para pieles sensibles podés envolver el cubo de hielo en un pañuelo delgado, para luego pasarlo por tu rostro.

Usar base de maquillaje a prueba de agua, la sombra para ojos, el delineador, la máscara para pestañas y los labiales a prueba de agua funcionan mejor para evitar el calor. Y lo mejor para cuidar el maquillaje de tiempos calurosos es utilizar maquillaje mineral de preferencia al polvo.

Cuidá muy bien tu rostro usando un limpiador facial ligero, sin aceite y que vaya mejor de acuerdo con tu tipo de piel.

Protegé tu rostro si estarás expuesta al sol, usá un bloqueador solar de un nivel de protección mayor de 30.

No olvidés la prebase. Utilizar una primera base le ayudará a tu piel a tomar un tono uniforme y también para que el maquillaje dure mucho tiempo.

Elegí lo imprescindible para ti. En este paso podés elegir entre usar solamente un corrector en las ojeras, manchitas y granitos o usar tu base de uso diario en todo el rostro.

El acabado final. Para este paso solo es cuestión de que usés unos polvos mate, que no olvidés tu rubor en polvo en las mejillas, coloqués tu máscara de pestañas y delineés como de costumbre.

Recuerda darle color a tus labios, aunque si estás en la playa lucen mejor los colores naturales.

Para lucir un maquillaje que se vea excelente mientras estás en la playa o bajo el sol durante mucho tiempo, utilizá una base un poco más oscura a tu color de piel natural o un rubor bronceador para que cuando tu color de piel cambie por broncearte, no se vea que tu cara está demasiado clara.

Recordá mantener siempre tu piel hidratada tanto antes, durante y después de maquillarte, incluso cuando te desmaquillés, ya que al estar tu piel expuesta mucho tiempo al sol se puede resecar demasiado.

Utilizá de vez en cuando un poquito de agua mineral e incluso agua termal en spray sobre tu rostro, para fijar tu maquillaje, hidratarlo y que dure por mucho más tiempo.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus