•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Aprender a maquillarse no es cosa de ciencia, requiere ingenio y mucha práctica que con el tiempo se torna en un hábito natural y casual, de ahí que los expertos en cosmética refieran a la acción de maquillarse como un arte espontáneo y muy particular, pues cada mujer trata de impregnar su estilo y lucirlo. El mejor maquillaje es aquel que no se nota, ese maquillaje que le da un toque suave a la semblanza del rostro y que también funciona como un arma de seducción.

Paso a paso 

De acuerdo con el sitio web de belleza “Evas”, los cuidados faciales son un aspecto básico a la hora de realizar un buen maquillaje. Para ello, el cutis debe estar perfectamente limpio para evitar la aparición de imperfecciones creadas por la falta de higiene en la piel. Así, el primer paso debe ser lavar bien el rostro con un jabón neutro dos veces al día, para luego aplicar una capa de crema hidratante específica para cada tipo de piel, dependiendo de las necesidades que esta requiera. La crema hay que dejarla secar bien para que la piel pueda absorberla.

  • Un tip es que la base debe ser aplicada con brocha por el rostro para que esta quede uniforme.

El siguiente paso es aplicar con pequeños toques el corrector en las zonas donde haya necesidad de corregir, disimular o camuflar cualquier imperfección. Eso sí, dependiendo del tipo, color de piel y zona a mejorar, hay que optar por un corrector con pigmentación amarilla, verde, azul, naranja, morado, rosa, blanco o del mismo color de la piel. Una vez hecho este paso, hay que aplicar una base de maquillaje que sea de buena calidad. 

La base

La recomendación es que las bases deben estar libres de aceites y deben tener en sus componentes un factor de protección solar. Entonces, las bases de maquillaje deben adaptarse a las exigencias de cada mujer: hay ligeras, mates, satinadas, de larga duración y de otras utilidades. Lo ideal es apostar por una de cobertura ligera a media, fluida y de larga duración. La base siempre debe aplicarse con brocha, ya que se extiende mejor y la cantidad de producto utilizada, siempre es menor que utilizando las manos o esponjas. Nunca se debe terminar de aplicar la base en el borde de la mandíbula, sino que la base debe terminar hasta el cuello y nunca con un corte brusco. 

Seguidamente, el rubor debe entrar en acción, bien puede ser en crema o en polvo para potenciar los pómulos. Hay que recordar que se tiene que aplicar dependiendo de la forma de la cara. Continuá con tu propuesta de maquillaje y despertá tu mirada rizando ligeramente las pestañas con un rizador, sin abusar y sin hacer demasiada presión, ya que el pelo de las pestañas si se daña no se regenera. Luego, sin crear masas, aplicá una capa de máscara de pestañas y una vez seca, pasá una segunda capa solo en las puntas. 

  • Dos veces al día hay que lavar el rostro con un jabón neutro para que este conserve su vitalidad.

A continuación, peiná tus cejas con un peine específico y rellená pequeños huecos reveladores con un lápiz o sombra; fijalas para evitar que se despeinen con fórmulas parecidas a las máscaras de pestañas pero transparentes y dejá secar. Es el turno de tu boca, exfoliá e hidratá tus labios, en el caso de que querrás darles más color, hacelo con un pincel.  Para terminar, aplicá un spray de agua a unos 30 centímetros de la cara para fijar el maquillaje y listo.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus