•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Todas hemos estado ahí, exhaustas, pero con una cara llena de maquillaje. Aparte de ser malo para las fundas de tu almohada, dormir con tu maquillaje es un rotundo NO cuando se trata de tener un cutis intacto. Pero antes de disponerte a quitar todo el maquillaje, preguntate: ¿la manera en que me estoy desmaquillando, es un método de altura? Carly Cardellino editora de la revista Cosmopolitan publicó recientemente algunos hábitos que demuestran que estamos limpiando nuestro cutis de forma incorrecta.

No te estás quitando todo el maquillaje

A estas alturas ya sabemos que saltarnos este paso puede causarnos estragos en la piel, ya que durante la noche, la composición de los productos se mezcla con el sudor y las bacterias en tu cara. Por no hablar de que el maquillaje puede resecar tu piel, dejándola deshidratada. Para evitar los brotes innecesarios y la piel deshidratada, quitate siempre el maquillaje antes de acostarse. Incluso si tenés una pereza enorme, no te dejés vencer.

No te estás lavando la cara después de utilizar la toallita desmaquillante

Lo sabemos, lavarnos la cara suele ser algunas veces una molestia, a veces solo tenemos las últimas energías del día para pasar una mano húmeda sobre la cara y caer en la cama. Pero el uso de una toallita desmaquillante sola no es efectivo todo el tiempo. En su lugar, asegurate luego de quitar el maquillaje con una toallita, lavarte la cara con un limpiador efectivo para eliminar dejando atrás cualquier suciedad o mugre.

Estás utilizando la misma toallita para eliminar todo el maquillaje  

Usar una wipe para toda la cara no te dará una limpieza a fondo por dos razones: Primero. Corrés el riesgo de transferir el maquillaje de ojos en la cara o viceversa, presionándolo en sus poros, y posiblemente, la obstrucción de ellos, y segundo que podrían haber restos de los residuos de maquillaje en tu cara. Es por eso que es una buena idea utilizar dos toallitas -una para eliminar el maquillaje y otra para recoger los residuos- antes de que realmente laves tu cara, dice la maquilladora de celebridades Jill Powell.

No estás eliminando totalmente el maquillaje de tus ojos

Si no estás desmaquillando bien tus ojos puede conducirte a una infección ocular, que nadie quiere adquirir. Así que tomate unos minutitos más para eliminar el delineador de ojos o máscara de pestañas y no te limités en el uso de las toallitas, usá hasta seis si es necesario. Para una eliminación más rápida, utilizá un removedor de almohadillas de ojos. Mantenela oprimida al ojo durante unos segundos, permitiendo que tu desmaquillante pueda saturar el forro y el rimel antes de limpiar suavemente el maquillaje de distancia.

No estás usando el removedor adecuado para el tipo de maquillaje que llevás

Si va a salir de la casa con una crema de base con filtro solar o solo un corrector, un limpiador o agua micelar te  ayudarán a liberarte de esa minuciosa capa de maquillaje. Pero si tenés una cara llena (base, contorneado, máscara de pestañas, un lipstick oscuro - el conjunto perfecto), entonces es necesario utilizar una fórmula (un limpiador de aceites) que sea un poco más pesada para cuando llegue el momento de lavar la cara.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus