EFE
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Las cejas, más o menos arqueadas, más o menos curvas, imprimen un carácter único al rostro. Desde hace unos años, se llevan pobladas, gruesas y arqueadas, aunque su forma varía según la angulosidad del rostro y la personalidad, porque las cejas también deben expresar cómo se es.

La forma de las cejas aportan una armonía facial perfecta, “pero no nos damos cuenta hasta que se pierden”, cuenta el doctor Mato Ansorena, quien asegura que “no podemos olvidarnos de su función expresiva y comunicativa siendo de vital importancia en la imagen y por lo tanto en la autoestima y la confianza”.

Las cejas son fundamentales para armonizar las facciones. Ahora se imponen las cejas naturales, lo que no quiere decir que se dejen crear a su libre albedrío ni que se depilen sin ton ni son. Lo ideal es dibujarlas siguiendo la armonía del óvalo facial.

El implante de cejas es permanente y resulta más natural que la micro-pigmentación, tatuajes o lápices de cejas, “soluciones rápidas y sencillas, pero temporales”, advierte Mato Ansorena.

Parte de la comunicación

La función de las cejas no es decorativo, “protegen a los ojos del sudor y de la suciedad, además de proporcionar sombra”, asegura Mato Ansorena, para quien las cejas son “una parte importantísima de la comunicación humana, los psiquiatras las llaman: ‘el espejo del alma'”.

¿Cómo funciona un implante de cejas? El proceso empieza con una evaluación y estudio de los antecedentes del paciente. Luego se selecciona la zona de la cabeza más adecuada para donar el cabello, que generalmente suele ser la parte de la nuca. “Cada pelo de la ceja es implantado dándole la forma y la densidad deseada”, detalla Mato Ansorena.

Por último, con una intervención mínimamente invasiva y con anestesia local, se realiza el implante de cejas. Tras la intervención, que suele tardar unas dos horas, el paciente puede volver a su vida normal e incorporarse a sus tareas habituales.

Entre los resultados del implante se encuentra iluminar, agrandar y realzar la mirada, además de equilibrar las facciones y proporcionar simetría al rostro. “El implante de cejas también sirve para suavizar o endurecer la expresión, así como hacer que el rostro resulte más sofisticado o más natural”, explica Mato Ansorena.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus