•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Desde que dejó la televisión hace un par de años, Celia Camacho no ha parado de comunicarse con sus cientos de seguidores. Actualmente, a través de sus redes sociales, sobre todo por Snapchat, la también modelo comparte sus proyectos, viajes y  actividades más cotidianas del día a día.

Entre sus proyectos destaca su reciente incursión cinematográfica en San Juan del Sur con una producción extranjera, su más reciente viaje a Washington D.C., donde estuvo becada y pudo hacer  pasantías en el prestigioso diario USA Today, gracias al programa de intercambio coordinado por el Centro Internacional para Periodista, ICFJ. También este mes viajará a Los Ángeles para aprender un poco más acerca de cómo se realizan las producciones en Hollywood, de donde pretende traer esos conocimientos e implementarlos en su empresa aquí en Nicaragua.

Camacho también tiene un blog, con su mismo nombre, en el que comparte a través de su experiencia de exploradora, todo lo que aprende al viajar. “Una de mis grandes pasiones es viajar y son los temas en los que me quiero enfocar en hacer contenido sobre viajes y todo lo que se deriva al respecto”, confiesa. Además, en este espacio Camacho se considera una consumista de moda, pero no una fashionista. 

Asimismo, comparte qué hace para mantener ese cuerpazo y como a sus 34 años un par de veces ha sentido la presión social de tener que formar una familia. 

¿Cuál ha sido tu estrategia para sobresalir como figura pública?

Creo que siempre me he considerado una persona bien positiva, una persona que se preocupa mucho por llevar un mensaje positivo, para no caer en la negatividad en redes sociales ni en controversia, creo que me he cuidado mucho de eso, siempre comparto lo que estoy haciendo, lo bueno y las cosas que son retos me gusta compartirla en entrevistas donde pueda desarrollar un poquito más la idea, o hacer interacción un poco más desarrollada, para explicar los retos que he destacado.

¿Qué representa la moda para vos?

Es una gran expresión para mostrar lo que es uno, una forma de expresarse. Yo nunca he sido una persona que se ha dedicado a hablar de esas cosas, no me considero del todo experta pero sí consumo moda un montón y me encanta. Tengo un estilo muy definido.

¿Te considerás fashionista?

No. Fijate que no me considero una fashionista en el sentido de que yo no hablo de moda, consumo y me encanta leer revistas, blogs y cosas que tengan que ver con moda que a mí me gusta pero no soy una persona que se considera o que se mantiene informada ni me siento del todo cómoda hablando de moda ni dando consejos, porque la verdad es que no me siento con el derecho de hacerlo.

Pero de pronto das tips en tus redes sociales…

Lo que pasa es que es algo a lo que me he visto casi que comprometida a hacer  y lo hago con mucho agrado. Es decir, la gente me pregunta mucho y yo quiero mantener esa comunicación con mi público, me dicen me encanta tu cabello que es lo que usás, cómo te peinás, qué productos usás para maquillarte, dónde comprás tu ropa, entonces de pronto como hay mucha gente que me pregunta yo respondo.

¿Tardás mucho en elegir qué outfit usar cada mañana?

Usualmente lo elijo el día anterior porque me gusta poder dormir lo más posible en la mañana. Y no me tardo mucho porque ya conozco muy bien mi clóset, conozco muy bien mi estilo, yo estoy bien clara de cuál es mi estilo entonces sé exactamente qué tipo de ropa va para cada ocasión.

¿Cómo define Celia Camacho su estilo y qué colores predominan en tu armario?

Bohemio, playero, relajado. Mis colores son bastante tierra, no me gusta usar colores chillantes, pero últimamente me he convertido en una persona neutral en los colores. Me encantan los grises, blanco, beige, negro, el cafecito, los colores tenues, muy neutrales y básicos.

Más o menos, ¿cuántas piezas tenés en tu clóset?

Ufff… No tengo idea, fijate que no tengo tanto, lo que pasa es que yo uso muchos accesorios,  entonces la misma camisa me la puedo poner seis veces y esta cantidad de veces se va a ver diferente, porque me la pongo con pantalones, shorts, con botas, sin botas, con un collar, pañuelo bufanda, entonces lo que hago es mucho mix match, y ahí es donde cambian mis looks.

¿Qué tenés en cuenta a la hora de comprar? ¿Precio, marca, calidad, exclusividad o la cantidad?

El precio obviamente. Soy una persona que está empezando su negocio, no es que me sobra la plata, pero digamos que si estoy en una tienda donde yo puedo pagar los precios me fijo mucho en que el estilo vaya acorde al mío. Que sea exclusivo, no me gusta usar las cosas que yo veo en la calle, que veo que la gente que conozco tiene. O sea, sí sigo una tendencia que es lo que se usa pero trato de adaptarla a mi estilo.

¿Cuánto tiempo le dedicás a las redes sociales y cuál es tu app favorita?

Les dedico un montón de  tiempo, pues es mi vehículo y mi forma de estar en contacto con la gente, es gran parte de mi trabajo el networking, quizás le dedico el 50% de mi día. Mi app favorita es Snapchat, me encanta lo real e instantánea que es la comunicación, el poder ver a la gente dentro de su vida, además el contarle a las personas lo que hago.

¿Qué hábitos saludables mantenés?

Trato de hacer ejercicio frecuentemente. Básicamente mezclo tres cosas; nadar, bailar e ir al gimnasio, Así me mantengo con ejercicio pero si me preguntás de favoritos siempre prefiero bailar.  También tuve la oportunidad de estar en un programa fitness y aprendí a comer, a hacer un meal plan.

A tu edad, sentís la presión social de estar con alguien o de formar una familia…

Fijate que algún momento lo sentí. Aquí en Nicaragua se siente un montón sobre todo porque todas mis amigas están casadas y el 95% tiene hijos. Uno siente la presión social, pero últimamente me he enfocado tanto en mi carrera, en las oportunidades que Dios me está dando para crecer profesionalmente, que eso ha pasado a ser un tema que ya no me preocupa. Cuando estoy fuera de Nicaragua la sensación es totalmente distinta y eso es algo que debemos aprender aquí como sociedad nicaragüense, hay gente que dice  debe estar amargada, triste, nada que ver, o sea, cuando uno realmente como mujer está cumpliendo sus sueños, no debería este ser un problema ni de la sociedad, ni de los padres, ni de los amigos, ni de uno mismo. Yo cuando voy fuera me siento como un pez en el agua. Últimamente me he sentido sumamente afortunada de aun estar soltera.

¿Entonces no te sentís como que lo tengás presente todo el tiempo?

Es algo que me gustaría tener más que por la presión social, el  tener un compañero que sea mi cómplice y ese brazo derecho de compañero de aventuras, a mis pas a veces les estresa un poquito, pero yo realmente me siento afortunada de tener el tiempo, la libertad de hacer todo lo que se me ponga en el camino y decir sí.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus