Kelly Molina, Diseñador de modas
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Hola mis queridas lectoras de ELLAS, amo leer sus comentarios y por supuesto los mensajes que me envían a todas mis redes sociales. El tema de hoy fue inspiración de una amiga que siempre está pendiente de su apariencia, algo que no es malo, pero cada tipo de look denota tu forma de ser: dime cómo te vistes y te diré quién eres. Yo no estoy de acuerdo de estar siempre impecable para todos los momentos del día, eso se ve solo en las novelas mexicanas. Una mujer ama de casa es imposible que luzca siempre radiante en todo momento.

Bueno el tema de hoy es que tu ropa habla de tu forma de ser, de cómo sos y quién sos solo con tu vestimenta.

Si mencionamos los colores, el gris significa que deseás pasar desapercibida; el blanco que sos muy cuidadosa y delicada; el marrón transmite confianza; el rosado bondad, inocencia y buenas intenciones; el verde transmite relajación, frescura, calma y responsabilidad; el amarillo transmite alegría y aparentan ser personas extrovertidas y optimistas; el negro transmite elegancia, autoridad y poder; el rojo denota sensualidad, indica vitalidad y energía.

Si sos de las que siempre usás tacones eso demuestra cierta inseguridad ya que transmite que se desea elevar. Si sos de las mujeres de Ellas que siempre está a la moda sos muy expresiva, pero aún no has encontrado tu personalidad. Siempre estás cambiando y podés alejarte de los problemas en cuanto la situación se pone demasiado complicada.

Alguien vestido a la moda más allá del sentido común, cómo usar short en días de lluvia o sandalias en el lodo, indicará que se trata de una persona insegura, cuyo único objetivo es seguir ciegamente una tendencia para llamar la atención. Necesita sentirse importante y elevar su autoestima.

Antes pensaba que solo se daba en los adolescentes que creen que todos están pendientes de lo que llevan puesto, pero hoy en día es un problema más grave aún.

Si siempre vestís casual te gusta sentirte cómoda y evitás cualquier atuendo que demuestre demasiada seriedad. Te importa tanto lo que los demás piensen de vos al proyectar una imagen desinteresada, que dejás que tu sentido de la moda no se vea afectado por ello.

Si usás ropa vintage o evitás actualizar tu guardarropa esto demuestra miedo a los cambios. No reaccionás bien ante las malas noticias y te cuesta mucho adaptarte a situaciones inesperadas. Tal vez te vestís como solías hacerlo durante tu mejor época porque buscás sentirte como te sentías en ese momento.

La ropa demasiado ajustada denota que te gusta llamar la atención, especialmente del sexo opuesto. Pero también te cuesta trabajo proyectar sensualidad a través de tu personalidad, por lo que dependés de tus prendas para dar el mensaje. Esto no se ve bien, muchas veces se ve mejor una mirada que un pantalón que pareciera que entró con aceite tres en uno.

Cuando vistes juvenil (dentro de cada edad) te hace parecer más saludable.

Los anteojos te hacen más elegante e inteligente pero menos atractiva.

Usar una determinada marca eleva tu estatus y la gente puede tratarte mejor.

Si te vestís formal significa que eres muy consciente y realista.

Ir desaliñado y poco convencional denota estar abierto a cosas nuevas, esta última por el contrario es la que me identifica a mí... Soy de la idea que tenés que vestirte elegante cuando lo amerite, no andar todos los días como que vas para un evento de gala, sino cuando vayás al evento de gala nadie lo notará. Siempre estoy abierto a cosas nuevas, a oportunidades, a la comodidad. Vestí como te guste, recordá que en la moda no hay nada escrito y si alquien te pregunta recuerda que #TeLoDijoKelly.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus