•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Hola amigas y amigos lectores de Ellas y #TeLoDiceKelly, quiero agradecer por siempre estar pendiente de este espacio tan gustado por ustedes y que increíblemente aunque esté dedicado a Ellas, quienes más lo leen son ellos. Dicen que lo prohibido es lo que más nos atrae, pero hay cosas que aunque nos atraigan no podemos caer en lo ridículo. 

Me encontré con algunos caballeros lectores y siempre tienen esas dudas de la moda y sobretodo cómo vestir cuando se tiene sobrepeso, pero increíblemente los preocupados por cómo vestir no son ellos, sino su novia o su esposa. Creo que el tema del sobrepeso nunca está de más tocarlo.

Hay algunas reglas que talvez ya están trilladas, pero, no entiendo por qué si las conocen, no las ponen en práctica.

Los colores, el corte y los patrones que usen pueden atraer la mirada de las personas hacia tu figura o alejarla de ésta. Las siguientes son algunas bases:

Los colores oscuros ocultan, mientras que los colores claros acentúan. 

Por lo tanto, si te gusta tu cintura, usá un cinturón claro sobre una camisa oscura. Si querés ocultar de tu cintura para abajo, usá pantalones oscuros y una blusa más clara.

Los estampados grandes te harán ver más voluminosa, mientras que los pequeños te harán ver más delgada.

Si tendés a llevar el peso en tus caderas y piernas (es decir, tenés forma de pera), prestá mucha atención: buscá pantalones y faldas entalladas. Evitá los pantalones acampanados y de piernas anchas.

Evitá los atuendos sin forma como las faldas rectas y los vestidos de “una talla”. En su lugar escogé algo con una cintura ceñida.

Si buscás una falda, no podés equivocarte si escogés una con un corte en “A”. Evitá las faldas rectas.

Comprá al menos un par de jeans que se ajusten bien. Los jeans de piernas rectas o pitillos de color oscuro se ven muy bien.

Las camisas abotonadas deben quedarte bien en el busto y estómago. Eso quiere decir que la tela no se debe ver estirada en ninguna área. Si te ajusta, no te queda bien.

Si te gustan tus antebrazos, usá mangas tres cuartos. Si no te gustan tus brazos, usá mangas largas o cortas; cortar tu brazo en el medio con una manga se verá todavía menos favorecedor, este es un grave problema, cuando se está pasadito de peso y se quiere disimular el brazo gordo nunca lo harás con mangas pequeñas, ni con tiras sobre el brazo, eso solo lo acentuará, lo ideal es una manga hasta el codo.

¡Usá accesorios! Los accesorios bellos e inusuales no solo hacen que tu guardarropas sea más versátil, sino que son ciegos a las pérdidas o subidas de peso.

Las mujeres voluminosas pueden usar joyería más grande y atrevida que las mujeres delgadas, ya que los aretes y pendientes diminutos podrían perderse en vos. Si tenés piernas y tobillos hermosos, evitá los zapatos delicados o débiles; esto hará que parezca que estás a punto de caerte, o hundirte en el piso. Por otro lado, un tacón grueso se ve ideal sin importar lo robusto de tus piernas. Podría pasar escribiendo sobre tips de cómo vestirte bien y dándote más consejos, pero para eso tenés que esperar el próximo miércoles aquí en #TeLoDiceKelly.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus