•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Un movimiento, trazo en falso o en exceso de maquillaje  en lugar de lucir tu edad, te verás diez años más vieja. ¡Cuidado!

Mucho polvo: Provoca un “efecto apastillado”, el cual realza cualquier línea de expresión y arruga que tengas en el rostro. En lugar de una base en polvo, se recomienda una base líquida. En caso de que quieras sellar el maquillaje, usa polvos translúcidos, aunque con moderación y movimientos suaves,

Mucho corrector: Desafortunadamente las ojeras y las líneas de expresión son partes de la vida, y somos afortunadas de poder disfrazarlas con corrector y otros tratamientos. Sin embargo, es posible que lo uses en exceso. Y en este caso, en lugar de ocultar esas imperfecciones, las acentuará horriblemente, especialmente si no fueron difuminadas correctamente.

Cejas delgadas: Las cejas súper delgadas pueden hacer que los ojos se vean cansados.  Y todas sabemos qué significa un ‘look’ cansado, ¿no? Evita la catástrofe y rellena esas cejas con las herramientas adecuadas. 

Rubor bajo: Unas mejillas rosadas y brillantes son señal de vitalidad y juventud. Pero si aplicas el rubor debajo de los cachetes, el rostro se verá holgado. Para evitar que esto suceda, usa movimientos ascendentes a la hora de aplicar tu maquillaje, esto no solo te ayudará a esparcir bien el rubor, sino que también obtendrás un ‘look’ mucho más fresco.

Delineador solo debajo del párpado: Así como el rubor, el maquillaje para los ojos puede crear un efecto envejecedor si es aplicado en la parte baja de los ojos. En lugar de aplicar delineador en el párpado inferior, ¡hazlo en el superior! Esto no solo abrirá tu mirada, sino que también llamará más la atención.
 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus