•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Los pies son una de las partes del cuerpo más bonitas y femeninas que tiene la mujer, porque debemos ponerle más atención. Según el sitio imujer.com hay que seguir ciertos consejos para mantenerlos bellos e hidratados.

Huméctalos

Intenta untar en los talones un humectante espeso varias veces al día. Te recomendamos el de sábila, pues es natural y así evitarás ardor o irritación en la zona dañada.

Remoja los pies. Después de un día en el trabajo, trata de llegar y remojar los pies en agua tibia, por lo menos 20 minutos; después lávalos, seca y cubre los talones con una crema a base de vaselina.

Antes de acostarte

Es importante aplicar un humectante a base de vaselina en los talones antes de acostarse, pero como quizás se sienta un poco grasoso, se pueden usar un par de medias en los pies humectados para no dejar escapar la humedad durante la noche.

Cambia tus zapatos

Usar zapatos de protección y perder el exceso de peso también puede servir para aliviar la presión sobre los pies.

Cortar las uñas

Lo ideal es cortar las uñas de los pies enseguida que salimos del baño, cada tres o cuatro semanas. Córtalas de forma recta, no demasiado cortas, ni excaves en las esquinas. Si te excedes con las tijeras, sumerge los pies en vinagre diluida con agua para quitar la inflamación.

Suavizar

Para eliminar las asperezas y piel endurecida del talón, exfolia tus pies suavemente con piedra pómez. Luego aplica crema hidratante. Antes de exfoliar, sumerge tus pies en agua caliente durante 10 minutos para que se “afloje” y sea más sencillo eliminar las asperezas y restos de piel muerta. 

Comodidad

¿Sentís que los zapatos nuevos te quedan pequeños o demasiado ajustados? Lo que tenés que hacer es comprar zapatos al final del día, pues en ese momento los pies suelen estar más hinchados. De esa forma, los zapatos que te quedan bien en esa instancia te quedarán cómodos en cualquier otro momento.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus