•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Conocimos a Lilia en la pantalla chica cuando apenas tenía 18 años, con un ímpetu de mujer segura, elocuente y carismática. Al dejar esa faceta frente a las cámaras, esta joven se propuso nuevos retos desde la producción con artistas internacionales y ahora la vemos apoyando interesantes proyectos de emprendimiento femenino.

En esta entrevista nos cuenta sobre sus proyectos y cómo emprender es un trabajo que conlleva esfuerzo, constancia y perseverancia.

¿Cuál ha sido el mayor aprendizaje en tu trayectoria profesional?

La importancia que tiene mantener muy buenas relaciones con todo el mundo. Conectar con el ser humano que estás trabajando, más allá de la excelencia con la que te desenvolvás, es la razón principal por la que muy difícilmente se van a olvidar de vos. Si dejaste una buena impresión de quién sos, de tus valores y principios, de tu disposición y amabilidad, no solamente habrás ganado la posibilidad de volver a trabajar con esa persona o empresa, sino que ganarás a un aliado y por qué no decirlo, hasta un amigo.

¿Cuáles considerás son tus principales fortalezas?

La conexión rápida que creo con la gente, la naturalidad con la que me gusta desenvolverme en todo ámbito para permitir que me conozcan así sea que comparta solo 5 minutos con alguien, la seguridad con la que presento y defiendo mis ideas y el hecho de intentar llevar siempre un pie adelante en todo lo que hago.

¿En qué momento empezaste a visualizarte como emprendedora y en este sentido cuál es tu principal enfoque?

Empecé a visualizarme como emprendedora cuando quise crear mi propio equipo de trabajo para desarrollar mis propios proyectos, de la forma que me gusta trabajar. Siempre he soñado con ser generadora de empleos. Mi principal enfoque es cumplir mis sueños, generar una fuente de ingresos haciendo lo que me apasiona. Presentar a la gente productos que me encantan y darles la posibilidad de adquirirlos. Luego vienen proyectos en torno al maquillaje, que muchos ya saben que me encanta y siempre me están pidiendo consejos, entre otros. Por eso creé LAZULI, una plataforma que va a seguir permitiéndome innovar y crear tendencias.

El Pop Up Shops ha sido todo un éxito, ¿cómo surgió la idea de traer a Nicaragua este modelo de negocio?

A raíz de iniciar con LAZULI y conocer a un grupo de mujeres emprendedoras, pude identificar que existía una necesidad de tener un espacio donde todas pudiéramos en conjunto vender nuestros productos, tener un trato directo con nuestros clientes, compartir experiencias con otras empresas que, o están empezando o ya tienen más tiempo en el mercado.

Muchas de nosotras utilizamos como nuestra principal herramienta de venta las redes sociales y no contamos con un espacio físico para atender a nuestros clientes y aunque hoy en día estas plataformas son muy eficientes, siempre deseamos tener esa interacción con nuestros clientes que nos parece que es de vital importancia, pero nuestros costos aún no lo permiten, por lo que modelos de negocio como los  POP UP SHOPS son una excelente alternativa para grupos de emprendedores.

¿Cuáles son tus metas y tus próximos proyectos?

Por ahora enfocarme en seguir posicionando y expandiendo la propuesta de LAZULI en Nicaragua y otros países y si Dios quiere, comenzar con mi proyecto de maquillaje con equipo audiovisual nicaragüense, para compartir formalmente mis tips con mis seguidores. A la par de continuar en el equipo de Luis Enrique, desarrollando sus proyectos.

Datos personales

Nombre completo: Lilia Piccinini Montenegro.
Edad: 26 años.
Estado civil: Soltera.
Profesión: Cuarto año de Relaciones Internacionales.
Hobbies: Ver series de televisión, ir a la playa, disfrutar un buen vino.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus