•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Hay que aceptarlo, a todas las mujeres nos encanta ir de shopping y más cuando hay posibilidades de hacer de las compras una costumbre muy seguida, el problema llega cuando el hacer esas compras se sale de control y se vuelve una gran obsesión.

Aquí te dejamos las principales señales de alerta que comparte la revista Glamour en su sitio web, que te harán saber si tu gusto por las compras es normal o si te has convertido en toda una "shopaholic obsesiva.

1. No cabe ni una prenda más en tu clóset, pero diario asegurás que no tenés nada qué ponerte y que necesitás ir de shopping ¡incluso cuando tenés ropa sin estrenar!

2. Además de revisar tus redes sociales, otro de tus grandes hobbies en internet es comprar ropa y accesorios a través de apps y tiendas online. ¿Para qué esperar más en ir de shopping si podés hacerlo en tan solo un par de clicks?

3. Sos una shopaholic cuando no hay nada que te cause más emoción que saber que habrá descuentos y promociones en tu boutique favorita.

4. Otra señal de que sos toda una shopaholic es que has llegado a endeudarte y pedir prestado por gastar más de lo que ganás en zapatos, bolsos y ropa a la que no te pudiste resistir. Peor aún, cuando los comprás sabiendo que casi nunca los vas a usar.

5. Para vos, cualquier ocasión es perfecta para ir de shopping: cuando estás feliz, cuando estás triste, cuando estás enojada, cuando tenés un evento, cuando estás aburrida y no tenés nada qué hacer.

6. El inbox de tu mail está lleno de correos de tus tiendas favoritas, porque obviamente estás registrada en cada una de ellas y querés ser la primera en conocer todos los detalles sobre sus nuevas colecciones y últimas promociones.

7. Ahorrar es misión imposible para vos, pues siempre habrá algo nuevo y atractivo por comprar en la tienda más cercana.

8. Tu cartera siempre tiene muchos tickets que revelan tus últimas compras, pero tiene poco efectivo, porque tu tarjeta de crédito se ha convertido en tu mejor aliada, especialmente a la hora de ir de compras.

9. Nunca quedás 100 por ciento satisfecha después de ir de shopping, pues siempre sentís que te faltó más por comprar y anhelás con ansias la próxima vez en que podás ir de compras.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus