•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Si las brochas no te han resultado la herramienta perfecta para aplicarte la base, el primer o el blush, el beauty blender se convertirá en uno de los objetos imprescindibles de tu neceser.

¿Qué es?

Es una esponja de maquillaje suave al tacto, en forma de gota. Un dato interesante de esta esponja es que no contiene látex, sino una espuma patentada hipoalergénica.

Se usa principalmente para la aplicación de bases y productos líquidos de maquillaje; sin embargo, el paso del tiempo y la curiosidad de los expertos le han dado a la sencilla y humilde esponjita otros cometidos que demuestra realizar de maravilla.

El objetivo de su creadora, Rea Ann Silva, es lograr que todas las mujeres (y algunos hombres que desean tener buena cara) puedan hacerse un maquillaje “pro”. Lo principal que hay que tener en cuenta es haber prehumedecido la esponja con agua antes de usarla. De este modo se transforma su textura y tamaño; además se consigue que los tratamientos cosméticos se queden en la superficie y no sean completamente absorbidos por la esponja.

“Su forma ovoide hace que se acople sin esfuerzos a grandes áreas y a otras más recónditas.

Respecto a su material, su estructura de celdas expulsa el líquido y solo retiene lo que es absolutamente necesario para un mayor rendimiento en su aplicación”, explica Rea Ann.

Estos son algunos usos de la beauty blender que la experta en belleza y cosmética Ana Parrilla propone:

Crema, fluido y sérum

Es ideal para aplicar estos tratamientos cosméticos a toquecitos por todo el rostro, cuello y escote.

Primer

Con este sistema de aplicación la esponja rellena de forma más compacta y uniforme el tratamiento previo al fondo de maquillaje al ser presionada sobre los poros. Utilizá el vértice pequeño para aplicar la zona del párpado inferior.

Sombra de ojos

En crema o en polvo, es una manera increíble para aplicar con sus bordes las sombras en crema y mezclarlas con sombras en polvo.

Labios

En barras, bálsamos o gloss, y todo lo podés hacer sin miramientos, una pasada de esponja y ya está. También es excelente para hacer mezclas de texturas. Aplicá el delineador de labios en primer lugar, a continuación simplemente dale el color de labios.

Fondo o Base

En líquido o en polvo y polvos de fijación precisamente la esponjita se inventó para esta aplicación y por eso sigue siendo su uso más habitual. La acción de rebote de la esponja distribuye la base de maquillaje de manera uniforme, imitando la textura natural de la piel. Pero muchas usuarias no saben que los fondos de maquillaje en polvo también se aplican a la perfección.

Contorneado y blush

En crema o en polvo, la precisión de su punta (y de la miniblender) en espacios reducidos la hace perfecta para dibujar las líneas propias del “contouring” o del “strobing”. Luego, mezclá y difuminá las líneas. Lo mismo ocurre con el colorete.

Corrector

El vértice de la esponja es ideal para llegar a las esquinas internas de los ojos, y los pequeños pliegues alrededor de la nariz.

Tinte

Quizás te parezca extraño, pero realmente funciona. Con esta técnica resalta y tiñe el pelo con pericia. Bien es verdad que esta recomendación es solo para las muy expertas o las atrevidas.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus