•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La máscara o rímel es uno de los productos de belleza más importante y favorito de nuestro tocador. Usándolo nuestra mirada cambia completamente, abriendo el ojo y mostrándolo más grande, luciendo una apariencia sensual y muy femenina. Sin embargo, hay muchos errores que cometemos e impiden que obtengamos un resultado verdaderamente impactante. Patry Jordan escribió en su blog Secretos para chicas cuáles son esos errores frecuentes, que cometemos al aplicarnos la máscara para pestañas. ¡Leé con atención!

El primer y más importante inconveniente que tenemos como mujeres es no aplicar el rímel según nuestro tipo de ojo. La videoblogger española explica, por ejemplo, que si tenés los ojos separados hay que aplicar máscara en todas las pestañas, más en la parte interior, y si en cambio los tenés juntos, solo apliqués máscara en la parte exterior.

Otro errorazo es aplicar mucha máscara de pestañas en las puntas si tenés las pestañas muy rectas. “Es un error porque esto hará que pesen y caigan. Lo que hay que hacer es aplicar mucho más en la raíz y dejar menos cantidad en la punta”, asegura Jordan.

Aplicar máscara de pestañas en la parte de abajo si tenés las ojeras muy oscuras es un problema, porque podemos mancharnos y la parte negra acentuará las ojeras. Otro error frecuente es no usar el rizador de pestañas para hacer que estás luzcan más largas y curvadas.

Quitate ese miedo, las pestañas quedan mucho más bonitas.

Para concluir, Jordan sugiere un par de recomendaciones: aplicá la máscara de pestañas en la parte de abajo con el cepillo vertical para que queden más largas y con menos grumos. Para conseguir un mejor acabado, lo mejor es mezclar varias máscaras de pestañas para conseguir el efecto deseado. Usar 2 siempre es mejor que 1.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus