•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Es un hecho que las maxipestañas están aterrizando con fuerza esta temporada, al menos así lo ha detectado la estilista Jackeline Álvarez, quien a la vez señala que hay ciertas reglas que deben seguir las mujeres que usan pestañas postizas. Por eso, con la ayuda de la experta, te brindamos una miniguía para que salgás a pestañear sin contratiempos. 

Dependiendo del fabricante, existen pestañas postizas de un solo uso y otras que se lucen varias veces. “Las que sirven para varias veces requieren de aseo y cuidados especiales. Una vez retiradas de los párpados, se debe sacar los restos de pegamento, además hay que lavarlas en una solución de agua tibia con jabón y secarlas bien antes de ser reutilizadas”, afirma Álvarez.

Lea: Las extensiones de pestañas: ¿un peligro?

Pestañas en cortinas

Es una corrida de pestañas que cubren toda la línea exterior de las pestañas superiores y las podemos encontrar en diferentes grosores y largos. La elección va a depender de la cantidad de volumen que le querrás dar a tus pestañas naturales y de la abertura que decidás darle a tu ojo. "Mientras más largas, más abertura", asegura Álvarez. 

Pestañas de racimos 

Son pequeños grupitos de pestañas y se usan para intensificar la mirada pero con un efecto más natural, dice la experta. Las podés poner desde la mitad de tu ojo hacia el borde externo, así se logra un efecto más almendrado. También se pueden ubicar en diferentes tamaños: por ejemplo partir con 2 racimos de 6 mm, luego 2 racimos de 8 mm y finalizar con un racimo de 10 mm. También las podés pegar en toda la línea superior de las pestañas, haciendo el mismo ejercicio; esto dará el efecto de un ojo “más abierto”, pero menos natural. 

Te interesa: Errores que cometemos con la máscara de pestañas

Paso a paso 

1. Desinfectar tus manos. 

2. Aplicar en una superficie limpia un poco de pegamento, como el tamaño de una lenteja. 

3. Si vas a usar "las cortinas", primero debés medir el tamaño antes de aplicar el pegamento; si te sobra podés cortarlas. 

4. Una vez lista la medida, tomá las pestañas con una pinza y untalas en el pegamento, sin que este toque los pelitos de las pestañas, solo la base. 

5. Aplicado el pegamento, debés poner la cortina primero en el centro de tu ojo, continuar con el borde interno y finalizar con el borde externo.

6. Mantené tus manos presionando por un minuto para que se seque. Repetí en el otro ojo. 

7. En el caso de las de racimo, hacés el mismo procedimiento, pero al momento de pegarlas debés fijarlas en medio de tus propias pestañas. Tené cuidado de no entrar al ojo.

 

2 productos que te ayudan a removerlas son el aceite de bebé o de almendras.

1 consejo es elegir el color del pegamento, según el maquillaje que usés.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus