•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Cuando se habla de cuidar y nutrir la piel se hace hasta lo imposible por utilizar productos que la beneficien, pero ¿estás segura de que usás la crema corporal o facial que cumpla con este propósito?

Tu piel no es solo la capa que la separa y protege del mundo exterior, sino que también es un indicador de salud, de estilo de vida y belleza. Esta ejerce funciones muy valiosas y delicadas, por lo que es vital aprender a cuidarla. El tratamiento cosmético que hagás a diario le aportará muchos beneficios. Podés lograrlo con las técnicas adecuadas de higiene y masaje según tu tipo de piel. Principalmente no solo es importante la frecuencia de aplicación de los productos, sino conocer qué tipo utilizás.

Los productos de cuido personal están divididos de acuerdo a su componente principal en dos: los producidos con aceite mineral y los elaborados con aceite vegetal.

Efectivamente, ambos son aceites: tienen tacto aceitoso pero no son iguales. Los aceites minerales vienen del mundo mineral: del petróleo, en cambio los aceites vegetales y los esenciales provienen de plantas, flores o frutos.

Aymara Pineda y Moisés Hassan, creadores de productos de cosmética natural, dicen que es importante utilizar productos que estén creados con aceites vegetales ya que estos sí nutren la piel, es decir, tienen nutrientes que la alimentan.

Los minerales

A los aceites minerales se les da varios nombres, pero el origen es el mismo: mineral oil, parafina, parafinum liquidum, cera microcristalina,... todos vienen de la destilación del petróleo crudo (al igual que el butano, gasolina, diesel, queroseno, etcétera.)

“Lo malo de los aceites minerales es que no nutren la piel. No le aportan nada”, menciona Hassan. Además comenta que la razón por la que este componente es utilizado en todos los productos de cosmética convencional es por el precio.

“Es más barato y como penetra muy poco en la piel, da la ilusión de hidratación manteniéndola brillante por encima cuando lo que está haciendo es bloqueando los poros. De hecho, este efecto puede, a largo plazo, dañar los mecanismos naturales de hidratación de la piel y hacerla dependiente de las cremas, algo así como crearle una adicción”, explica Hassan.

Aceites vegetales

Los aceites vegetales puros constituyen una alternativa extraordinaria a la cosmética de cremas y lociones tópica hoy en día. De hecho, existen aceites para cada tipo de piel, y todos resultan increíbles para dermis delicadas y muchas veces mucho más eficaces que la mayoría de los cosméticos.

Aunque Pineda admite que ha sido una tarea compleja el que la gente comprenda lo perjudicial que puede llegar a ser el uso diario de la cosmética industrial, dice que cada vez son más las personas que acuden a la cosmética natural, puesto que los beneficios de cada aceite vegetal son visibles y pueden apreciarse desde el primer uso.

“El aceite vegetal se extrae, prácticamente en todos los casos, de las semillas de las plantas que no lo pusieron allí para que nosotros lo extrajéramos, sino para servir de fuente de nutrición para la plántula que nacería al germinar, es decir, un valor intrínseco de los aceites vegetales es que están hechos para alimentar, ya sea a una plantita o a una persona, por la boca o por la piel”, expresa Pineda.

Pineda y Hassan concluyen que a diferencia de los aceites minerales, en el caso de los vegetales se sabe de qué están compuestos y lo que estos componentes hacen por nosotros, se conocen las grasas que tienen, las vitaminas, antioxidantes y demás compuestos orgánicos, así como su interacción con nuestros cuerpos.

Los mejores aceites vegetales

Aceite puro de argán

El mejor antioxidante para la piel.

Aceite puro de coco

Suavidad para piel y cabello.

Aceite puro de jojoba

Piel grasa con tendencia a los brillos y al acné.

Aceite esencial de lavanda

Antiséptica y regenerador, ayuda a eliminar las anomalías de la piel.

Aceite esencial de árbol del té

Indicado como antioxidante, desodorante, expectorante y cicatrizante.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus