María Joaquina Sánchez
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Si hay que hablar de arrugas y zonas delicadas del cuerpo, el cuello y el escote son dos lugares propensos a envejecer más pronto de lo que se cree. Pero, ¿por qué la piel de esta zona es tan fina y delicada?, la dermatóloga Fernanda Pérez dice que esto se debe a que posee una menor concentración de glándulas adiposas. De ahí que sea importante extremar los cuidados para evitar arrugas, flacidez y manchas, según advierte la experta.

Al igual que la piel del rostro, estas zonas están expuestas a diversos agentes externos y a los rayos ultravioletas. El problema es que, generalmente, no se le da la importancia que se merece hasta que las blusas más escotadas ponen al descubierto la falta de prevención y el descuido. El cuello, al ser una parte de nuestro cuerpo vertical, va a sufrir los problemas de la gravedad, se arrugará antes de lo que pensamos. Y con el escote pasa un poco lo mismo, sobre todo en las mujeres más dotadas en aquella parte del cuerpo.

¿Qué hacer?

Lo más importante dice Pérez, es tener en cuenta que la piel del rostro, del cuello y del escote es muy similar, por lo tanto la misma crema que se ocupa para la cara puede ser aplicada para las otras zonas. Las interesadas en mejorar esta zona del cuerpo deben preocuparse de exfoliar la piel dos veces a la semana. Además, pueden hacer algunos ejercicios, como: respirar profundamente con la boca relajada, rotar el cuello en círculos, en un sentido y luego en otro; y por último, girar la cabeza hacia un lado y al otro lado. Los ejercicios deben realizarse todos los días.

Ejercicios

Realizar una amplia sonrisa forzada hasta notar cómo se contraen los músculos del cuello. Es un ejercicio que se puede hacer en cualquier momento del día.

Otro ejercicio eficaz y discreto es apoyar los codos sobre una mesa manteniendo la espalda derecha. Cruzando los brazos, colocar las manos en los brazos contrarios para empujar a la vez que muestran resistencia.

Juntando las manos a la altura de la nariz con los codos en posición horizontal, apretar fuerte palma contra palma sin mover los dedos. Hacer 10 veces seguidas.

Poniendo una muñeca contra otra, empujar con la de arriba la de abajo que hace fuerza de resistencia. Mantener la posición 10 segundos y repetir invirtiendo las muñecas.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus