•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El exceso de labores que tienen las mujeres actuales las ha llevado a optar por un maquillaje permanente, como alternativa de ahorro en tiempo comparado con el estarse aplicando maquillaje común. Pero, ¿en qué consiste este tipo de maquillaje? De acuerdo con la dermatóloga y cosmetóloga Fernanda Pérez, el maquillaje permanente puede aliviar la molestia de tener que maquillarse todos los días. Sin embargo, es un procedimiento cosmético serio y es importante evaluar los riesgos junto con los beneficios, dice.

Según Pérez, el maquillaje permanente imita la apariencia del lápiz labial y el delineador de labios, cejas y ojos. Se hace mediante un proceso llamado dermopigmentación, en el que un lápiz para hacer tatuajes se usa para inyectar tinta permanente en la piel. Cada procedimiento dura entre 30 y 120 minutos y los doctores utilizan una anestesia local para adormecer el área que se va a tatuar. Como cualquier tatuaje, en principio el color será más brillante o más oscuro y luego perderá intensidad. El área estará hinchada entre 2 y 5 días; y se formará una especie de costra antes de que cicatrice.

Tomá en cuenta

También, es importante aclarar que este tipo de maquillaje aunque su nombre indique “permanente”, no es definitivo; pero sí de larga duración. “Tiene una permanencia aproximada de 5 años, luego hay que retocar el trabajo para que vuelva a verse perfecto como al comienzo”, expresa Pérez. En este sentido, existen factores que hacen que el color del tatuaje se vaya debilitando como por ejemplo: el sol, el cigarrillo, la piel seca o la aplicación de productos con ácido glicólico en la zona del tatuaje.

“El beneficio más obvio del maquillaje permanente es despertarse cada día con tu rostro listo”, expresa la experta. Y agrega: “podés nadar, hacer ejercicios, bañarte y despertarte y aun así lucís siempre bella. Esta alternativa cosmética es ideal  para la mujer que viaja constantemente. Otras mujeres optan por el maquillaje permanente cuando han perdido vellos debido a la quimioterapia, accidentes, quemaduras o cirugía cosmética, en otros casos les resulta difícil aplicarse el maquillaje debido a la edad o enfermedades, tales como la artritis; y no hay que olvidar la alergia que les produce el maquillaje a algunas mujeres.

Antes de someterte a una dermopigmentación, primero tenés que asegurarte de que el lugar y la persona que te vaya a realizar el procedimiento tenga todos los permisos al día y mejor si te lo recomienda alguien de confianza. Como usuario, se debe exigir una prueba de color y de alergia, ya que los pigmentos que se usan son tanto orgánicos e inorgánicos, pero son los primeros los que pueden causar alergia en algunas personas.

Zonas más comunes

Pérez señala que lo más común es tatuarse la línea superior e inferior del párpado ocupando tonos negros, grises o azules oscuros para no endurecer tanto la mirada. También, hay quienes que retocan el contorno de los labios por tenerlos poco definidos o muy irregulares, “este debe ser en un tono natural”, advierte la especialista. Otro punto donde se utiliza mucho el tatuaje es en las cejas, cuya petición es común en mujeres mayores. En realidad, este procedimiento hace lucir a la mujer muy joven, pero todo esto va en la calidad del tatuador o experto para que el efecto quede bien hecho.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus