END
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Las canas son unas horribles invitadas. Llegan sin anunciar y necesitan muchos cuidados. El cabello usualmente crece un poco más de un centímetro al mes, pero dado que las células de crecimiento de las canas son el doble de activas, estas crecen mucho más rápido.

Si las teñís, rápidamente tendrás que pintarlas nuevamente en menos de un mes. Y lo peor de todo es que no todos reciben sus primeras canas a los 40 años, de hecho hay chicas (y chicos) que empiezan a tener canas desde los veintitantos. Pero no todo está perdido, si no querés gastar de más en tintes y tintes para disfrazar tus canas, hay otras opciones mucho más versátiles.

Opciones

*Correctores temporales: La línea del cabello la podés hacer en zig zag o agregarle volumen y chinos a tu cabello, lo cual distrae miradas de las canas. Otro excelente camuflaje es el fleco, y es que las canas usualmente aparecen en la línea del cabello y el fleco puede cubrir esa parte.

*Cabello rojo, café y negro: Lo mejor para este tipo de cabello es el corrector en aerosol. Tan solo hay que aplicar de vez en cuando, y es mucho más fácil (y económico) que andar tiñendo el cabello cada mes.

*Cabello rubio: Los espray y marcadores tienen mucho pigmento, así que las rubias tienen mejores resultados con los polvos. Gracias al parecido entre el color de las canas y el cabello natural, estas no resaltan tanto, por eso requieren un camuflaje.

Por otro lado, si has decidido  un cambio de color permanente, tenés que seguir las instrucciones al pie de la letra. Cada fórmula requiere un proceso diferente y las canas son mucho más resistentes al cambio de color.

Empezá con cabello limpio y seco: No tendrás los mejores resultados con unas raíces sucias. Como a las canas ya de por sí no les gustan las moléculas pigmentadas, la acumulación de mugre empeorará el proceso.

*Ponete cómoda: La temperatura altera el tiempo del proceso, así que no dejés que el color se cocine entre algo caliente y frío. Buscá una habitación con temperatura ambiente.

Esperate a lavar: Aguantá el champú de 48 a 75 horas para que las cutículas del cabello se cierren y conserven el pigmento. Una vez que vayás a la regadera, mantené el agua en temperatura ambiente para que el calor no abra las cutículas.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus