•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Nada mejor que un profesional para conseguir buenos resultados, pero en los tiempos que corren puede ser que tu economía no te lo permita por lo que la experta recomienda consejos naturales para cuidar nuestra cara sin tener que salir de casa.

El tipo de mascarilla y la frecuencia de sus aplicaciones dependen de la clase de cutis y de la edad que se tenga, pero en general consiste en cubrir completamente el rostro y dejar actuar los activos durante unos minutos. Son tratamientos de choque intensivos para tratar síntomas como la deshidratación, falta de luminosidad, etc. Existen diferentes mascarillas destinadas a distintos tipos de piel:

Lea: Los efectos del medio ambiente en nuestra piel

Adios granos 

Partí en trozos una zanahoria, cocinala con abundante agua y hacé un puré: aplicalo sobre las zonas afectadas por el acné.

Machacá una aspirina y mezclala con agua hasta conseguir una pequeña pasta. Con un bastoncito aplicátela en el granito en concreto a tratar.  Su poder astringente hará que se reduzca.

Partí un limón por la mitad, extraé de él un poco de zumo, añadile media cucharada de azúcar y unas gotas de aceite. Pasátelo por la cara, mantenelo cinco minutos y aclarate a continuación.

Afiná tu piel

Mascarilla de huevo y miel: batí una clara de huevo y añadí una cucharada de miel de abejas y una de zumo de limón: mezclalo bien y aplicalo en la cara durante veinte minutos.

Adiós a la irritación

Mascarilla de miel: ponete en el rostro miel de abejas y dejala actuar durante 15 minutos. Retiralo con un pedazo de algodón empapado en agua tibia de rosas.

Para todo tipo de piel

Mascarilla de linaza: Mezclá linaza con agua y posteriormente calentala al baño maría; cuando se haya formado una pasta retirala y dejala enfriar; cuando esté tibia extendela sobre la cara y dejala durante 15 minutos.

Pieles grasas

Mascarilla de fresas: mezclá media taza de fresas machacadas con media taza de yogurt natural y aplicatela en la cara y el cuello durante veinte minutos, luego retirala con agua tibia.

Mascarilla de avena: mezclá dos cucharadas de avena con leche si la piel es seca o con agua si la piel es grasa hasta formar una pasta suave; extendela sobre la piel, dejala 15 minutos y enjuagá con agua tibia.

Pieles deshidratadas

Mascarilla natural de aguacate: triturá medio aguacate y mezclalo con una cucharada de zumo de limón, otra de nata y dos cucharadas de zumo de zanahoria. Aplicá la preparación dejando que actúe unos veinte minutos. Después lavate con agua templada.

Mascarilla de banano: machacá un plátano, agregá una cucharada de miel y cinco cucharadas de harina de avena y mezclalo hasta que forme una pasta uniforme. Aplicá la mezcla en toda la cara, excepto alrededor de los ojos, y dejala actuar 15 minutos. Limpiá enjuagando la cara con agua templada o de rosas.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus