•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Shorts deshilachados, camisas coquetas, cazadoras entalladas o “jeans” rotos son algunas de las prendas de denim que este año se han convertido en imprescindibles. Y es que el vaquero es para todas las temporadas.

Las prendas de denim se han convertido en icono de moda versátil, ideado para todo el año.

¿Cómo surgió este tejido?

En el siglo XVII, en la ciudad de Nîmes, Francia, se desarrolla un tejido especial de algodón, que por su entretejido resultó ser muy resistente y empezó a emplearse en la fabricación de toldos y carpas.

Pero fue a mediados del XIX, corría la época de la fiebre del oro en Estados Unidos, cuando un comerciante de Baviera, Levi Strauss, que comercializaba el tejido para levantar tiendas de campaña, ideó unos pantalones para los buscadores de oro, es decir que fuera resistente al agua, el frío y las piedras.

Un modelo que, poco a poco fue evolucionando, y que granjeros y vaqueros incluyeron en su uniforme de trabajo. En 1934, el señor Strauss dio un paso más y lanzó al mercado el primer modelo diseñado exclusivamente para mujer.

Denim, deseado por todos los diseñadores

Hoy, este tejido, reivindicado por casi todos los diseñadores internacionales de primera plana, es el protagonista de muchas prendas del armario femenino.

Sometidos a la creatividad y fantasía de los diseñadores, el denim se convierte en un tejido muy deseado por su versatilidad.

El tejido vaquero tiene carácter y personalidad suficiente para admitir customizaciones infinitas.

Por ejemplo, este año se llevan los prendas denim realzadas con flecos, encajes, efecto pintura, tachuelas, abalorios o parches, una cantidad de efectos que brindan la oportunidad de lucir piezas únicas y exclusiva.

La posibilidad también pasa por rasgar las prendas, una tendencia que esta temporada se impone en pantalones, cazadoras, camisas y shorts, cortes sugerentes que muestran, pero no enseñan.

Las faldas vaqueras con botones delanteros, los vestidos camiseros y los pantalones peto sin nada debajo son algunas de las prendas estrellas del verano.

Denim, camaleónico y universal

El tejido vaquero es camaleónico, universal y atemporal, pero necesita actualizarse y reinventarse para ser siempre deseado. Por eso cada temporada, llegan nuevos tonos, nuevas texturas y nuevos patrones.

De ahí que las prendas más clásicas como pantalones rectos, camisas o cazadoras convivan con piezas más rebeldes como minifaldas, short y tops.

Prendas, más clásicas con pantalones y camisas se actualizan coloreados en dos tonos, o bien deshilachados.

“Combinado con zapatos altos o sandalias son buenos compañeros para salir por la tarde y noche”, explica la estilista Pepa Fernández, directora del showroom “El armario de Pepa” en España, quien asegura que este verano se impone lucir prendas vaqueras que simulan estar mal rematadas.

Las prendas vaqueras combinan con casi todo. Por ejemplo, un pantalón denim “resulta ideal con camisa blanca, camisetas, y blusa de cuadro”, dice la estilista.

Una camisa vaquera combina con pantalones estampados, bien sean de rayas, florales o con un “print” animal, no mezclar y combinar es importante, a veces lo que a priori puede parecer una locura, puede ser un recurso estilístico eficaz”, dice Fernández, que cada día encuentra en las prendas vaqueras el aliado y cómplice perfecto.

Este tejido también se impone en trajes de baño y biquinis, sobre todo en modelos sugerentes y con la libertad como bandera, ideados para las más jóvenes.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus