•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

¿Un estilista nace o se hace? Raquel Cisneros admite que cuando crecés amando los estilos capilares y de maquillaje, te das cuenta que en realidad el estilismo es una pasión con la que se nace. La también abogada de 33 años abrió desde hace ocho años su estudio de belleza, donde a través de su experiencia reconoce que el  maquillaje y el cabello son las dos tareas pendientes que tienen las nicas.

Cisneros invierte su tiempo entre asesorías de imagen corporativa, vestuario, cabello, estilismo y su trabajo en una empresa donde ejerce como abogada y notaria. ¿Puede la abogacía ir de la mano con el estilismo?  La capitalina asegura que el reto es darle igual valor a ambas profesiones, pues es a través de los esfuerzos, el trabajo arduo y la imagen donde conseguís proyectarte como una mujer de éxito. 

En esta entrevista Cisneros nos comparte sus motivaciones, proyectos, cómo logra crear los estilos en sus clientas y además cuenta su experiencia en Nicaragua Diseña, evento en el que participa desde hace tres años.

¿En qué momento decidiste emprender como estilista?

Yo creo que la mejor manera de aprender es capacitándote. Inicié en mi negocio sola hace ocho años, no trabajé en ningún salón directamente y a medida que la gente fue creyendo en mi trabajo, el negocio fue creciendo y contratando personal. Siempre he sido una persona súper emprendedora y lo que me he propuesto alcanzar lo he logrado.

¿Quiénes han sido tus mentores y qué te motiva?

Mi hijo es mi primer motor y creo que yo soy la que me pongo metas, retos, desafíos y yo digo, yo quiero mejorar y no me quedo estancada en lo que aprendí. He hecho viajes internacionales para aprender y creo que cuando mirás a los mejores te motivás.

¿Cómo creás los estilos en tus clientes?

Estudio mucho la personalidad de mi cliente. Observo su comportamiento y su vestimenta, porque hay clientes conservadoras, otras que son más de vivir en tendencias de moda y por eso creo que es vital siempre hacerle una minientrevista al cliente. Me gusta escucharlo, sus gustos y malas experiencias y de acuerdo a eso yo baso mi diseño de corte o el tipo de maquillaje que voy a aplicar.

¿Cómo fue tu experiencia en Nicaragua Diseña?

He participado tres años consecutivos, al principio como maquillista, posteriormente me llamaron para ser parte del estilo creativo de peinado. Es lindo porque cuando ves crecer a los modelos, ves su trayectoria y luego se crea un vínculo. Te abrazan, te besan, te miman, se sienten ellos como que son parte de tu familia. Gracias a Dios a través de los años me he mantenido constante, he sido parte del proyecto de acuerdo a mi capacidad y me ha ayudado a proyectarme como estilista.

¿Qué significa el color para vos?

El color es alegría, arte y creatividad.

¿Qué es lo que más te gusta de tu trabajo, será el maquillaje o quizás el peinado?

Me encanta mucho el diseño del corte, de hecho yo saqué una maestría en corte en Pivot Point, una academia de peluquería, cuyo método ha sido reconocido internacionalmente. Me fascina el corte porque creás un estilo al cliente e igual me apasiona el maquillaje.

¿Cuál es tu tendencia de maquillaje favorito?

Me gusta un maquillaje natural, neutral, más nude, es como mi tendencia en maquillaje. También me he desempeñado dando asesorías a empresas corporativas. He trabajado como asesora de imagen, etiqueta y protocolo. 

¿Cuál es tu sueño profesional?

Estudiar en Europa. Esa es mi próxima meta, de hecho es que lo quiero hacer el próximo año en España.

¿Una estilista nace o se hace?

Cuando crecés amando los estilos capilares y de maquillaje, te das cuenta que en realidad el estilismo es una pasión con la que se nace.

¿Qué harías si pudieras cambiar algo en tu gremio?

Me gustaría que los estilistas  fuéramos más unidos, que no hubieran tantas críticas y que tratemos de compaginarnos unos con otros, siento que deberíamos ser más como hermanos. Entonces  a veces como en otros gremios, entre salones y estilistas hay como mucha rivalidad.

¿Es el cabello o el maquillaje la asignatura pendiente de las nicas?

Creo que a las nicas les hace falta invertir más en ellas. Yo siento que cada mujer debería tener su presupuesto para proyectar su imagen, es algo que empieza muy dentro, y que se nota en el exterior. Podés lucir bien maquillada, pero si no andás estilo en el cabello, no se ve el maquillaje. Entonces ambas cosas van de la mano.

¿Mencionaste que también ejercés  la abogacía, como unificás ambas profesiones?

De hecho cuando llego a las empresas o a los bancos y me ven arreglada, maquillada y me dicen que bonito cabello, y les decís que sos estilista salís del paradigma y el prototipo que también la carrera de estilismo y peluquería es una profesión que se debe respetar, y no verse como una carrera técnica y esa es mi idea, que sea reconocida como una carrera más de respeto.

¿Algún obstáculo que hayás tenido en tu emprendimiento?

Mi divorcio, en ese momento dude de continuar con mi estudio. A veces sentimos que no podemos, que no tenemos fuerzas, pero luego viene la mejor bendición. Con ayuda de mi familia, mis amigos y mi compañero salí adelante. Ahora tengo el doble de clientes, me he movido a un mejor lugar y tengo mayor proyección. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus