•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Si has estado invirtiendo mucho dinero en productos para tu rutina de belleza  y no ves los resultados que prometen, dejanos convencerte de invertir en el aceite de coco que garantiza grandes beneficios en su uso diario:

Mascarilla capilar

Te ayudará a hidratar, proteger, suavizar y reparar el cabello. El aceite de coco es sólido, con textura de crema, por debajo de 23 grados de temperatura (76º F). Cuando estés duchándote, derretí un poco del aceite en tus manos después de haberte lavado la cabeza con champú. Aplicá el aceite en todo el pelo con generosidad y dejátelo durante 5 minutos antes de enjuagarlo. Verás cómo la hidratación y el brillo envuelven tu cabello durante los próximos días.

Aceite Corporal

El aceite de coco destaca por su increíble capacidad para hidratar la piel. La suave textura del que se derrite al contacto con la piel, lo convierte en un magnífico bálsamo hidratante corporal. Aplícalo al salir de la ducha, con la piel aún caliente, y permití que sus componentes penetren la piel y la reparen desde el interior.

Bálsamo Labial

Para restaurar los niveles de hidratación de tus labios llevá un poco siempre en el bolso en un recipiente pequeño y usalo como bálsamo para tus labios maltratados por el viento o el sol. Sus efectos son inmediatos y su sabor extraordinario.

Crema bajo los ojos

Si ya estás notando las arrugas, ojeras o líneas de expresión, los efectos del aceite de coco bajos los ojos te sorprenderán. Las ojeras se reducirán y las arrugas y líneas de expresión se disimularán de manera instantánea. Con su aplicación diaria, verás cómo se reducen y la piel vuelve a recuperar su tersura natural.

Iluminador

Una piel más fresca, brillante e hidratada son los grandiosos efectos de aplicar un poco de aceite de coco en los lugares apropiados. Probá a ponerlo en la parte superior de tus mejillas, en la flecha de cupido (el hueco en la parte central de tu labio superior) o encima de tus cejas. En poco tiempo notarás como tu rostro rejuvenece como por arte de magia en unos segundos.

Desmaquillante

Hacé a un lado los desmaquillantes convencionales y apostá por hacer del aceite de coco un aliado para remover tu maquillaje diario. Una cucharadita o incluso menos cantidad es suficiente para quitarte todo el maquillaje diario, incluso el polvo base. Utilizá una toalla impregnada con aceite de coco virgen aplicando un suave masaje por toda la zona que quieras limpiar y observá cómo el maquillaje desaparece con facilidad, dejando una piel limpia e hidratada.

Crema Depilatoria

Si vas a utilizar una máquina depilatoria, aplicá antes una fina capa de aceite de coco virgen a tu piel antes de comenzar. Usalo en sustitución de tu crema o espuma depilatoria habitual. Además de no contener productos químicos y de actuar como lubricante del rasurado, el aceite de coco te proporciona un extra de hidratación que tu piel necesita justo después del proceso.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus