•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Las crespas quieren el pelo liso y las lisas quieren el pelo crespo. Al parecer nunca estamos contentas con el pelo que tenemos, pero por suerte existen muchos productos que nos pueden ayudar a tener el cabello que anhelamos. Si sos fanática de la plancha, aquí te damos algunos tips para que la podás usar sin preocuparte del daño.

1.- Secá bien tu pelo

Una regla de oro de las planchas (y en general de todos los aparatos que usen calor) es jamás pasarla sobre el pelo mojado. Lo ideal es secarlo totalmente con una toalla y solo al final usar  el secador durante poco rato. Así expondrás menos tu pelo al calor.

2.- Prepará tu cabello

Una vez que tengás el pelo seco, usá un producto protector de calor (la mayoría de las marcas de styling los ofrece). Así estarás protegiendo tu pelo y se verá más sano y brillante. Además, siempre debés cepillar y desenredar bien tu cabello antes de usar la plancha. 

3.- Fijate bien cómo usarla

Sobre todo si tenés el pelo quebradizo o muy fino, debés estar muy atenta a cómo te pasás la plancha. Lo ideal es que nunca la pasés dos veces por el mismo lugar. ¿Cómo hacerlo entonces?, tenés que tomar tu pelo, separarlo en mechones y pasar la plancha lentamente y sin hacer fuerza, así quedará liso de una vez.

4.- Ojo con el calor

Al igual como ocurre con el secador de pelo, no deberías usar la plancha en el nivel de temperatura más alto, tu pelo sufrirá las consecuencias.

5.- El final perfecto

Para darle el último toque, sellá tu pelo con aire frío, así quedará más brillante y se verá más natural.

Y recordá, no abusés de la plancha, si la usás todos los días podrías dañar mucho tu pelo.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus