END
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Mimarnos debe ser una prioridad para hacernos sentir bellas y radiantes siempre. Por ello, dedicá un minuto a masajear tu rostro ya que es una auténtica cura de belleza para la piel. El masaje destensa los músculos y activa el sistema linfático y la microcirculación, por lo que las arrugas se difuminan, las bolsas bajo los ojos se reducen y aumenta la eficacia del cosmético que apliqués a continuación.

Siempre es importante hidratar a fondo la piel de tu cutis, sin olvidarte de los párpados y los labios, porque estos tienen arruguitas y algunos pueden estar cuarteados. Así, la piel hidratada permanece más lisa y el maquillaje queda más luminoso y duradero. Elegí una emulsión ligera, de fácil absorción y que no deje brillos. Si tu piel está desvitalizada, usá una crema energizante que tenga antioxidantes en su composición como el tocoferol.

También es recomendable apostar por una base de larga duración, después de camuflar las imperfecciones (ojeras, rojeces o algún granito inoportuno) con el corrector, usá la base de maquillaje. Las de larga duración forman una película flexible que se adapta a la piel y permanece inalterable hasta 12 horas. Aplicala con pincel o esponja y con suaves presiones.

Más luz en las zonas estratégicas

Gracias a los pigmentos soft-focus que reflejan la luz en todas las direcciones, el iluminador devuelve al rostro la luz propia de las pieles jóvenes. Elegí un tono más claro que tu color de piel y aplicalo muy difuminado en las zonas hundidas como los párpados, el lagrimal, los surcos nasogenianos y el hueco del mentón. También lo podés usar para destacar y dar volumen a otras zonas: en el centro del labio inferior hace que tus labios parezcan más gruesos; en la parte superior de las mejillas remarca los pómulos o en el arco de las cejas ilumina la mirada.

Revitalizar la tez con colorete

Si completás el maquillaje con un poco de color en las mejillas vas a tener un aspecto más natural y saludable. Elegí el colorete de una tonalidad que armonice con la barra de labios y aplicalo (con moderación) en la parte prominente de los pómulos, difuminándolo bien por debajo del hueso.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus