•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Mónica Porras es una joven a la que siempre le ha gustado explorar nuevos mundos, destaca entre sus cualidades el ser muy curiosa, en el sentido que busca experimentar  posibilidades para abrirse caminos.

Es precisamente esa curiosidad la que la ha llevado a inscribirse en cursos de serigrafía, costura, cocina, entre otros.

Es amante de las matemáticas, sí, de esa ciencia que está entre las más odiadas,  por ello decidió estudiar Ingeniería Civil, carrera en la que se graduó Summa Cun Lauden, no obstante, la vida la ha llevado a desempeñarse en el área de comercio. Cuenta con una maestría en Administración y desarrollo de empresas, además es emprendedora junto a su familia en la creación de una mermelada de jamaica ecológica.

Conózcanla un poco más.

¿Qué te apasiona de las matemáticas?

Su lógica. En las matemáticas siempre hay un inicio, que es un problema, su desarrollo que implica buscar la solución en varias posibilidades  y finalmente llegás a un resultado,  siempre encontrás la solución, puede haber 4 maneras de solucionarlo y gracias a la lógica se alcanza. Es eso lo que le agradezco a las matemáticas, enseñarme que hay soluciones. Por esa pasión estudié Ingeniería Civil, aunque nunca ejercí. Mis profesores  me preguntan si tengo una empresa constructora y se sorprenden cuando les digo que me dediqué a mi pasión que es crear productos.

¿Cómo nació la idea de producir mermelada?

Mi papá es de Carazo y tiene una finca en la que  siempre hemos mantenido conexión con la naturaleza y en esa relación con ella surgió la idea de probar algo nuevo con el objetivo de tener algo saludable, sobre todo porque inicialmente pensábamos en la salud de mi mamá. 

Encontramos que la alimentación es parte fundamental para estar sanos para tener una mejor calidad de vida, así que nos enfocamos en buscar cómo elaborar un producto que no llevara químicos que puedan dañar al organismo.

¿Cómo nació ECOVIDA?

Nació formalmente en 2013, pero antes habíamos estado probando diferentes variedades de flor de jamaica, de maíz y de frijoles y nos dimos cuenta que la jamaica es un producto que además de ser saludable no se siembra en el país como un producto principal, sino como un producto alternativo o para rellenar en las cosechas, o sea ,que no se le pone la total atención y dedicación para que logre potencializarse y dé un sabor especial.

Nos ganamos un programa de acompañamiento para nuevas empresas del Banco Mundial y nos ayudaron a ver toda  la parte para apresurar los códigos de barra, las tablas nutricionales y montamos todo el procesamiento de la flor de jamaica deshidratada que es para té y la mermelada que es de cálices frescos.

La receta la tenemos desde hace diez años, la hemos mantenido y gusta. La mermelada sorprende a los clientes porque es un sabor diferente. Los nicas tenemos como referencia la jalea de guayaba  y nosotros tenemos una mermelada  que podés emplearla también para hacer salsas y acompañar con carnes.

La cultivamos ecológicamente sin pesticidas, tenemos higiene laboral certificada, todo el procesamiento es limpio y sin químicos.

Además de trabajar innovando, ¿qué otras cosas te gusta hacer?

Me gusta correr, entreno con un grupo que se llama 400. Esta es una pasión que hace que me desconecte del mundo, porque el correr  conecta a tu cuerpo con tu mente. Esto es parte de buscar una vida saludable, balanceando el ejercicio  con el trabajo en pro también de la salud mental. 

¿Qué significa el emprendedurismo para vos?

Es hacer algo que te apasiona y entregarlo al mundo, no es quedártelo para vos, sino compartir el beneficio.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus