•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Champús, acondicionadores y cremas para peinar no lo son todo para preservar nuestro cuidado y salud capilar, la experta en belleza Jackeline Álvarez aconseja que para todo tipo de cabello y necesidad existe un aceite capilar que espera por nuestras melenas. “En el pasado, las bondades de estos aceites se vieron opacadas porque se decía que eran productos muy grasos. Lo cierto es que con el tiempo, su acabado se ha venido perfeccionando con fórmulas más ligeras y eficaces”, argumenta Álvarez.

Sobre el porqué utilizar aceites capilares, la experta señala que estos aportan peso al cabello, rellenan la cutícula de los cabellos porosos y en los crespos define los rizos. Según el tipo de aceite y sus funciones, estos también son capaces de restaurar, modelar, hidratar o combatir el frizz. Tomá en cuenta que los aceites que están destinados a proteger el cabello de agresiones externas como el sol y la polución se pueden aplicar sin más sobre el peinado. En cambio, los aceites reparadores para cabellos estropeados que necesitan una regeneración, se utilizan antes del lavado para ayudar a nutrirlo e hidratarlo.

Aceite de coco
Por ser uno de los pocos productos que logra penetrar con facilidad en el cabello, el aceite de coco funciona como un excelente acondicionador, especialmente en cabellos gruesos y secos. Humedecé el pelo y aplicá el aceite a partir de la mitad del largo del cabello.

Aceite de jojoba

Por su composición, este aceite no puede penetrar en el cabello, y en el lugar de ello, lo que hace es sellar el folículo piloso y mantiene su humedad para evitar la resequedad y el bloqueo de sebo en la raíz. Se puede aplicar en el cabello y cuero cabelludo, pero es necesario enjuagarlo para no dejar sensación grasosa.

Aceite de oliva refinado

Si lo que estás buscando es fortalecer tu cabello, entonces podés rociar en tu cabeza aceite de oliva refinado y luego darte un masaje, desde la raíz hasta las puntas. Luego, cubrir con una toalla caliente durante cinco minutos y después lavarte la cabeza como de costumbre.

Aceite de linaza

Por la gran cantidad de ácidos grasos del Lino que contiene, este aceite está especialmente indicado para cabellos rizados, secos y maltratados. Proporciona suavidad y brillo, protege el cabello del calor y estimula su crecimiento. Este aceite ayuda a tratar problemas de caspa en el cuero cabelludo.

Aceite de Argán

Su principal función es proteger al cabello del calor, y entre sus bondades se destaca que es rico en vitamina E, nutre y actúa como un anti frizz. Además, contiene omegas 3 y 6 que son esenciales para el cuidado capilar.

Flor de magnolia

Aporta suavidad, frescura y brillo. Ayuda a mantener una excelente hidratación, protegiendo a diario de las agresiones climatológicas y preservando de los efectos negativos de los rayos ultravioleta, ya que los refleja. También, previene la descamación de la cutícula de la fibra capilar y evita la pérdida de brillo.

Aceite de aguacate

El aguacate contiene vitamina A, B6 y vitamina E, las cuales nutren, reparan y mejoran la salud capilar. Por su parte, el aceite de aguacate es rico en antioxidantes que aumentan el flujo sanguíneo a los folículos pilosos, ayudando así a fomentar el crecimiento del cabello.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus