•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

¿Te has puesto a pensar el desgaste que le causa a tu párpado la constante depilación y lo agotador que resulta peinar y rellenar tus cejas todos los días de tu vida? ¡Ya no más! El 2017 le propone a las mujeres mostrarse lo más natural posible y es el microblading, la tendencia que promete revolucionar los métodos tradicionales para dar un acabado más jovial a tus cejas y por ende a tu rostro.

Rossana Lacayo, propietaria de la clínica estética Oh la Lashes y micropigmentadora, explica que si buscás algún método que te haga lucir unas cejas simétricas, tupidas y arqueadas el microblading es opción idónea, “pues además de facilitarte la rutina de belleza es un proceso completamente manual, que da resultados más precisos estéticamente y un acabado natural”.

¿Qué es?

El microblading es una pigmentación de las cejas, pero a diferencia de la micropigmentación, el proceso es completamente manual en este trazarán pelo a pelo tu ceja para darle forma o rellenar espacios vacíos.

“Es un procedimiento que nació en Japón y da un acabado mucho más  tenue que a lo que se le llama burdamente el tatuaje, debido a que se trabaja sobre la epidermis”, sostiene Lacayo.

¿Para quién se recomienda?

La micropigmentadora admite que cualquier persona pueda hacerse el microblading, sin embargo, está diseñado en específico para quienes tienen cejas ‘poco pobladas’. Además, es ideal para quienes quieren definir, rellenar espacios o reconstruir sus cejas tras años de inadecuada depilación.

¿Cómo funciona?

De acuerdo a Eloisa Carrión, quien hace más de un mes se realizó el microblading, “el proceso tarda entre una hora u dos horas”.

Lacayo detalla que primero se hace un diseño de cejas acorde a tus medidas, una vez que las medidas son aceptadas por las clientas se inicia a abrir piel con un tipo de inductor que va dibujando, implantado y pigmentando el vello pelo a pelo. Para encontrar el tono, se toma en cuenta el color de ojos, piel y cabello.

¿Duele?

“Es una molestia leve porque te ponen anestesia, pero es tolerable y vale la pena, ahora no tengo que maquillarme las cejas cada mañana. Tengo un look mucho más pulido, y me encanta porque se ven naturales y enmarcan mi rostro.

Yo estoy fascinada”, expresa Carrión.

Según Lacayo, el resultado final puede durar entre uno y dos años, aunque siempre se recomienda hacer retoques además que el costo es menor que el de una micropigmentación o de los tatuajes. Tras el procedimiento, la experta en belleza advierte que se debe evitar la exposición al sol al menos durante unas 72 horas. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus