•  |
  •  |
  • Edición Impresa

El “bralette” es una mezcla de sujetador y “top”, sin complicadas armaduras, que ha salido de debajo de la ropa para convertirse en una prenda sensual que ha revolucionado la pasarela y, cómo no, la calle, a golpe de femeninas transparencias y sofisticados encajes.

Hay que remontarse a 2016, para observar el nacimiento de esta tendencia. Su propulsora no fue otra que Kendall Jenner, quien se presentó en el Festival de Música y Artes de Coachella con un sujetador de encaje de Anine Bing. Un “look” que dio la vuelta al mundo y rápidamente encendió una mecha de tendencia que ha terminado explotando en forma de nueva obsesión: el “bralette”.

A medio camino entre un sujetador y un “crop top”, pensada para mujeres sin demasiado pecho, hay muchas opciones donde elegir: de inspiración deportiva, de aire retro como los presentados o minimal. Pero todos comparten un rasgo común: deben ceñirse al pecho, recogiéndolo y actuando como un sujetador.

Vino para quedarse

Cumpliendo ese requisito, y teniendo en cuenta que es mejor si desciende unos centímetros por el abdomen, la llegada del buen tiempo se convierte en el momento perfecto para lucir esta femenina y sensual tendencia que se puede combinar con vaqueros, faldas, bombachos o “shorts”.

“Celebrities” como Selena Gómez, Candice Swanepoel o Gigi Hadid también se han pronunciado, al menos, a través de sus “looks”, donde las transparencias se posicionan como las reinas de las apuestas para lucir un “bralette”.

Ya sea asomando a través de los tirantes y bajos de camisetas de algodón, dejando abierto un botón de más en la camisa para enseñar la parte central, o utilizando la blusa como chaqueta ultraligera, sujetada únicamente por los cierres finales, la pieza acapara los estilismos de pasarelas, “free style” y redes sociales. Hay un “bralette” para cada estilo ¿cuál es el tuyo?

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus