•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Durante el trayecto de la vida nuestra piel sufre cambios por ciertos descuidos y malos hábitos que tenemos, tales como: no descansar lo suficiente, tener una mala alimentación, llenarnos de estrés, no beber la cantidad necesaria de agua al día, la constante exposición al sol, los ingredientes tóxicos para nuestra piel presentes en lociones, cremas, desodorantes,  los cuales luego de un tiempo se reflejan  en nuestro cutis, el cual luce  notablemente deteriorado en algunos casos con acné, puntos negros o zonas resecas y sensibles. 

Una muy buena alternativa para  mejorar el aspecto de nuestra piel, es la aplicación de mascarillas faciales orgánicas, es decir, con ingredientes naturales que puedes obtener sin ningún problema, cuidar de tu piel nunca había sido tan barato.

Según la historia, las primeras mascarillas faciales fueron hechas de lodo y arcilla, las mujeres se la aplicaban como proceso de sanación, pero con el tiempo descubrieron que mejoraba la textura y aspecto de la piel con constante aplicación, en la actualidad existen diferentes mascarillas para distintos propósitos tales como: limpieza, exfoliación, hidratación, humectación, acné, puntos negros, entre otros factores,  estas son elaboradas con una variedad de productos orgánicos  que nos ayudan a que cada día estemos más cerca de esa piel saludable que tanto añoramos. 

Las mascarillas faciales son tratamientos que se hacen bajo la demanda de lo que nuestra piel necesita, por eso es necesario seguir estos consejos vitales para poder lucir una piel impecable, debes tener paciencia con el cuidado de tu piel,  pues las mascarillas faciales cumplirán con su objetivo, solo si las realizas con la debida frecuencia y esperando el tiempo que se te indica,  de esta manera  las mascarillas nutrirán las capas más profundas de la epidermis facial.

Debes seleccionar una mascarilla de acuerdo a la condición de tu piel,  por ejemplo si tienes piel seca lo que debes hacer es hidratarla y humectarla, en cambio si tu piel es grasa debes aplicar una mascarilla que limpie tus poros y extraiga la suciedad.

Hazte las mascarillas un día antes de tu día libre y únicamente por la noche, de esta manera le permitirás a tu piel tomar un descanso  y regenerarse, procura no hacerte las mascarillas en el día, de lo contrario causarías que tu piel se manche al tener contacto con el sol, esto sucede frecuentemente con las mascarillas que poseen cítricos en su elaboración.

No es necesario hacerte las mascarillas faciales a diario, si tu caso es extremo, puedes optar por realizarte mascarillas faciales 2 veces por semana y hacerte limpiezas una vez a la semana, con eso estará bien para que tu piel mejore su aspecto y su textura. 

Evita hacerte mascarillas  si tienes la piel irritada y delicada, para este caso es mejor usar mascarillas calmantes.

Si tienes piel grasa y propensa al acné, usa mascarillas que no tengan ingredientes que obstruyan tus poros tales como: aceites minerales, vaselina, lanolina, parafina. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus