•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

A veces la prisa hace que no nos demos cuenta cómo nos dirigimos hacia nuestro centro laboral, hablando sobre nuestra presentación personal exterior, es muy importante contar con el tiempo suficiente para prepararnos bien antes de salir de casa y no lucir desarregladas, ya que nuestra imagen habla mucho de nuestra personalidad y en parte de la empresa para la que trabajamos; por eso, en base a un artículo compartido sobre este tema en el sitio web Glamour, te exponemos qué errores debés evitar para que tu imagen no luzca empañada. Prestá atención.

Tallas erróneas

Cuando algo te queda muy grande o pegado, tu estilo se ve perjudicado. ¿Las razones? No mostrás tu silueta y te aumentás libras de más. Además, no lucís  muy bien debido a que parece que querés cubrirte en exceso. ¡No permitás que esto te pase!

Arrugas visibles

Entendemos que con el movimiento tu ropa no pueda permanecer impecable todo el día, pero esto no es pretexto para traer tus prendas aplastadas y arrugadas. Es importante tener un look perfectamente limpio y planchado, esto ayuda a que transmitás una imagen pulcra y elegante.

Zapatos no adecuados

Nunca dejés para el último momento tu elección de zapatos. El calzado dice más de tu personalidad de lo que creés. ¿Tenés una cita de negocios y llegás con un traje impecable y zapatos sucios?, así no vas a dar la mejor impresión. Cuidá que tus zapatos logren armonía con todo tu look para transmitir sofisticación y buen gusto.

Cuidado personal

Un mal aliento, pelo no cepillado o mal maquillaje reflejan una mujer que no le gusta cuidarse y que no le importa lucir bien. ¡Evitá esto por completo! Tratá de mantener siempre cerca un bálsamo o lipstick, un polvo traslúcido y una menta para que podás retocarte durante el transcurso del día. La clave para lucir impecable es cuidar siempre los detalles. No se trata de verte perfecta todo el tiempo, sino de mostrar tu mejor versión.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus