•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

“El tesoro de tu vida merece estar en las mejores manos”, esta es la frase que le da la bienvenida a todo aquel que accede a la página oficial de Guardianes -“Tu ángel de la Guarda”, un proyecto desarrollado por la emprendedora Celia Tamara Flores Miranda, quien evaluó que en nuestra sociedad, a veces los padres se ven en apuros porque no cuentan con una persona que pueda cuidar de sus hijos cuando ellos necesitan trabajar, salir o cuando se les presenta una emergencia. Para Tamara, “si el padre escoge a la persona adecuada para cuidar a su pequeño, su hijo podrá tolerar sus ausencias”, y en base a esta filosofía echó a andar su idea.

De naturaleza decidida y perseverante, la joven cuenta que se desarrolló profesionalmente como ingeniera industrial, pero que en 2015 sintió la necesidad de emprender, a raíz de ver cómo en su hogar, su hermana, siendo madre soltera, vivió en carne propia la angustia de no tener con quién dejar a sus dos hijos mientras se iba a trabajar. De igual manera, Flores comenta que se dio cuenta que sus sobrinos tenían dificultades de desarrollo emocional, porque les fue difícil tratar de comprender todo lo que estaba pasando, y asegura que fue una situación muy agitada para ellos. Su idea también está pensada en las experiencias de sus amigos, quienes tampoco tenían quién cuidara de sus hijos.

¿Bajo qué concepto creaste el proyecto Guardianes? 

El cuidado de los hijos es una necesidad básica, hoy en día y no siempre los padres tienen tiempo de estar con ellos, ya sea por trabajo, dificultades en el tráfico, atender gestiones del propio hogar, entre otro tipos de situaciones, que ocasionan la ausencia de los tutores de los niños, por lo que los padres pueden contar con nuestro apoyo para atender de una forma confiable y segura el cuidado de los reyes del hogar.

¿Cuál es la filosofía de trabajo de Guardianes?

Somos un equipo de jóvenes, debidamente entrenados para atender y entretener durante la ausencia de los papás, a sus hijos, bajo un cuidado responsable. Los guardianes están acompañados de conocimientos amplios, abarcando temas desde el cumplimiento de las tareas, así como el entretenimiento como tal.

 

Al pensar en este proyecto, ¿cuál fue tu principal temor?

Por ese tiempo salió una noticia de que en un kínder privado los niños recibían maltrato y fue en ese momento donde mi idea se cayó, me desanimé, lo olvidé y seguí trabajando, prácticamente me dio miedo de quedarme en la quiebra; de que los papás no tuvieran confianza en algo que estaba iniciando. El miedo y la pena al fracaso fue lo que me detuvo.

Entonces, ¿qué te hizo retomar tu emprendimiento?

A finales de 2016, decidí retomar mi emprendimiento y me dije a mí misma que esta vez creería en mis ideas firmemente. Empecé a involucrarme en todo el sistema emprendedor, a conocer historias y experiencias de otras personas, tratar con motivadores en este tema que me ayudaron a comprender que el emprendimiento es un trabajo de perseverancia, de insistir y no decaer. 

Desempolvé mi proyecto y empecé a desarrollarlo completamente, lo planifiqué. Llegó el momento de la ejecución y empecé a buscar apoyo, fui a las universidades a hablar con coordinadores, por ejemplo en el Centro de Innovación de la UCA fue muy bien acogida mi idea, que incluso puedo contar con sus instalaciones para desarrollar los entrenamientos con el personal que selecciono.

¿Quiénes conforman tu equipo de trabajo?

Jóvenes universitarios de 18 a 26 años como máximo, que puedan comprender el gran beneficio que les aporta realizar este tipo de trabajo, porque al cuidar niños, estos muchachos desarrollan sus habilidades blandas, explotan su empatía, comprenden el verdadero significado de la responsabilidad, aprenden sobre planificación y además, generan ingresos en sus finanzas personales, para autoayudarse en sus estudios.

Si un joven desea ser un guardián, ¿con qué requisitos debe cumplir?

Que sean jóvenes universitarios activos, desde 18 a 26 años de edad; que tengan interés y pasión por los niños, y para eso nos aliamos con una psicóloga clínica que se encarga de hacerles una entrevista clínica y un test de personalidad para validar de que efectivamente pueden trabajar con infantes; y luego pasan por un proceso de entrenamiento.

¿El servicio de guardianes ofrece un valor agregado?

Sí. Nosotros asistimos y también brindamos conocimiento y diversión al momento del cuido, por eso desarrollamos un kit que acompaña al guardián y este tiene cuentos, colores, libros de pintura o juegos de mesa; todas estas herramientas van a depender de la edad del menor, queremos fomentar desde los más pequeños el gusto por la lectura, así que la idea es que los niños se diviertan aprendiendo.

Nosotros desarrollamos un manual para el cuido de niño en donde definimos cada etapa, rangos de edades y qué tipo de actividad puede desarrollar cuando está el guardián con el niño y por horario, ya sea en la mañana, tarde o noche. También, el manual cuenta con una tabla sobre qué hacer cuando el niño tiene problemas de conducta.

¿Cómo pueden establecer los papás contacto con ustedes?

El cliente solo nos llama y nos dice que necesita que un guardián cuide de su hijo de una hora determinada a otra, a continuación solo pedimos la edad del niño, la dirección y definimos el tiempo de cuidado, de ahí le enviamos el perfil de nuestros guardianes para que los papás escojan a la persona que más confianza les da, la idea es crear un vínculo de confianza. El servicio es por hora. En facebook aparecemos como GuardianesNic y nos pueden llamar. La recepción de las solicitudes están disponibles desde las 7:30 de la mañana hasta 7:30 de la noche, también trabajamos fines de semana, solo que con previo aviso, de 7:30 a 12:00 del mediodía.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus