Secciones
Multimedia

Denim sobre denim, atuendo con estilo

Foto por: Cortesia/END

Una camisa denim manga larga puede combinarse con unos jeans rotos o una falda ajustada (en corte lápiz) en denim.

Versátil. Cómoda, flexible y combinable, esas son las cualidades de la textura del denim, el tejido que nunca pasa de moda.

La mezclilla es el tejido favorito de las mujeres. A diario podemos observar en las calles cómo esta tela cobra vida y luce espectacular en piezas como pantalones, camisas y vestidos, siendo de uso popular; para ello el término denim. El secreto es que este material se ajusta perfectamente al cuerpo sin perder su forma; además de que respira mejor que muchas telas sintéticas, por lo que su contacto con la piel es cómodo, da una mayor sensación de libertad y lo mejor de todo es que puede combinarse con cualquier otro atuendo, ya sea de diferente tela, textura y color. 

“Utilizar dos prendas de jeans está muy de moda e incluso se puede jugar con los tonos del denim para darle un toque diferente a la vestimenta, dependiendo de la ocasión. El jean se caracteriza por ser una pieza flexible y versátil, ofrece muchas posibilidades para combinar y se puede vestir de denim, ya sea en el día o en la noche”, comenta Julieta Padilla, asesora de imagen y gerente de Bella Moda. 

Para Padilla, aprender a dominar la técnica del denim sobre denim es fundamental para demostrar que también se puede ser capaz de lucir un look vanguardista e innovador, fuera de lo tradicional. 

“Al combinar denim sobre denim provocamos un estilo bastante casual y relajado, pero debemos saber usar estas tonalidades de denim”, señala la experta. Al contrario, cuando vestimos dos prendas jeans del mismo tono, esta técnica se denomina “smoking canadiense”, y el resultado es un look casual que se ve elegante.

Combinaciones

Si hablamos de denim, lo más común es imaginarnos los pantalones, la prenda básica por excelencia, y podemos encontrarlos en diversos estilos de cortes como “mom fit” (con tiro alto, rotos con bordados o desgastados), pitillo (tubo), de campana o baggy. Por su parte, las camisas en material denim han venido variando su estilo, desde crop tops hasta camisas lisas manga larga, las posibilidades son variadas y las ideas para combinar con creatividad son muchas. Antes que nada, la experta manifiesta que la clave para llevar un look totalmente en denim es incorporar algún accesorio de color (aretes, collar), llevar un bolso o incluso los zapatos (que sean coloridos o en estampado animal print) pueden marcar la diferencia; el asunto es crear un atuendo original.

Una camisa denim manga larga puede combinarse con unos jeans rotos o una falda ajustada (en corte lápiz) en denim; un crop tops denim queda muy bien con unos jeans estilo Oxford, un enterizo de denim luce muy bien con zapatos de gamuza; una camisa de denim más jeans acampanado y unos botines negros van a la perfección; un minivestido de denim más zapatos con plataformas seguro que lograrán combinar a la perfección; un top de denim más unos jeans anchos y unas sandalias planas, complementa el look relajado para un fin de semana; una blusa denim más pollera denim (falda con botones al frente) es otra opción; un top de denim deshilachado más unos jeans cortos deshilachados y unos sandalias planas completan un look cómodo. Una propuesta muy vanguardista menciona Padilla es combinar una blusa de mezclilla con un overall; una falda vaquera abotonada en un tono oscuro con una camisa denim clarita; y una blusa de mezclilla manga larga con jeans negros,  el negro le da un aire de elegancia al denim y hará que te veás espectacular y a la moda.

Consejos

Para que visualmente no nos veamos planas, debemos usar distintas tonalidades de denim. Esto produce un contraste limpio y simple.

Debemos combinar distintos procesos de lavado del denim. ¿Qué queremos decir con esto? Denim desgastados, rasgados, stone wash, desteñidos, hasta focalizados. 

Si te querés ir a la segura, combiná una camisa de jeans más una falda tubo o falda lápiz a la cintura con tacones. Con este “outfit” te verás totalmente relajada y elegante. 

Por último, combiná prendas sueltas u holgadas con otras más ceñidas al cuerpo. Esto también ayuda a contrastar. 

No tengás miedo de combinar dos tipos de deshilachado entre las prendas que llevés.