Secciones
Multimedia

5 errores al colocar pestañas postizas

Foto por: ARCHIVO / END

Si bien muchas personas lo hacen y las reutilizan, estas ya traen uno que otro grumo que si no tienes cuidado pueden hacerte lucir descuidada.

¡Gran error! No hay nada peor para pegar adecuadamente las pestañas postizas que no esperar unos segundos para que el pegamento se ponga un poco más duro y pegajoso y pueda adherirse fácilmente en el lugar que desees.

Si bien las pestañas postizas nos brindan una mirada más dramática, podemos también lograr el efecto contrario si no tenemos cuidado. Hay algunos errores al ponerse pestañas postizas que debes evitar.

Aunque es claro que al principio cometas alguno de estos errores porque nadie nace con los conocimientos profesionales sobre pestañas postizas y sus cuidados, lo importante es que conozcas los errores para que en la medida de lo posible trates de evitarlos.

1 Aplicar las pestañas inmediatamente después de colocar el pegamento

¡Gran error! No hay nada peor para pegar adecuadamente las pestañas postizas que no esperar unos segundos para que el pegamento se ponga un poco más duro y pegajoso y pueda adherirse fácilmente en el lugar que desees.

Espera por lo menos 30 segundos luego de poner el pegamento en las pestañas para pegarlas. De esta forma se te moverá menos la pestaña.

2 Dejar las pestañas postizas muy arriba de la línea de las pestañas naturales

Para dar un efecto tal vez no profesional pero sí muy prolijo, limpio y hermoso debemos colocar nuestras pestañas postizas lo más cerca de la línea de nuestras pestañas que nos sea posible. De lo contrario, cualquiera notará este error y sería bochornoso.

Recuerda que solo con la práctica lograrás que cada vez queden mejor colocadas tus pestañas y toma la precaución de tener delineados tus ojos para poder disimular un poco este error si en caso no quedan tan cerca.

3 No ajustar las pestañas postizas al tamaño de tus ojos

No creas que las pestañas postizas vienen ya con el tamaño de tus ojos. Estas deben ser recortadas solo un poco de las puntas para que se adapten a tu ojo y no queden más largas.

Si bien son muy pocas las afortunadas que no necesitan modificarlas, lo mejor es que antes de pegarlas midas las pestañas con tus ojos para ver si necesitan ajustes o te van bien. Toma en cuenta que esto ayudará para que tus ojos no luzcan caídos o se vean demasiado falsas tus pestañas.

4 Aplicar máscara a las pestañas postizas después de ser pegadas

Hacer esto no solo puede despegar tus pestañas que tanto trabajo te costó colocar, sino que también será algo problemático a la hora de sacarlas: no solo tendrás que despegarlas de tu párpado, también tendrás que tener el cuidado de no halar y arrancar tus pestañas naturales.

Si bien muchas personas lo hacen y las reutilizan, estas ya traen uno que otro grumo que si no tienes cuidado pueden hacerte lucir descuidada.

5 Tirar a la basura las pestañas después de un solo uso

¡Vamos! Si tus pestañas están en buenas condiciones luego de quitarlas no hay razón para que las tires. Puedes usarlas un par de veces más siempre teniendo el cuidado de limpiarlas y no hacerlas perder su forma ni sus pelitos y sobre todo teniendo el cuidado de que cuando las vuelvas a usar te asegures de que no llevan residuos de pegamento que se puedan ver.

Recuerda practicar y practicar, ya que solamente así lograrás perfeccionar el arte de poner pestañas postizas de forma adecuada y luciendo hermosa y con una mirada de diva.