•   Valencia, España  |
  •  |
  •  |

El director de la firma Drone Spain, Jaime Guillot, cuya sede se encuentra en la ciudad de Valencia (este de España), indica que cada vez son más los empresarios que deciden probar esta novedosa alternativa, que ha abierto nuevos nichos de negocio, con utilidades para “grabar imágenes, asegurar un perímetro o mejorar la calidad de las cosechas, entre otras muchas”.

De momento el empresario tiene un trabajo para sobrevolar el Ártico para una gran empresa de cruceros y explica que grabarán en Noruega y Rusia “aprovechando que en las próximas semanas la temperatura será más estable”, obteniendo imágenes “de naturaleza, pequeñas localidades, flora, fauna y gente para mostrarla a vista de pájaro”.

El responsable de esta empresa afirma que las empresas se muestran “todavía reticentes y están descubriendo con cautela los beneficios del dron”.

Latinoamérica, gran mercado
La mayoría de los proyectos de su compañía afirma que se concentran en países de Latinoamérica como Panamá, Colombia y Venezuela, y uno de sus principales clientes es la compañía de cruceros Pullmantur, para la que hace seguimiento de itinerarios, con el objeto de utilizarlos posteriormente para publicidad.

En Nicaragua, Aeronáutica Civil prohibió la utilización de aviones no tripulados que operan a una elevación mayor a los 100 pies de altura con 30 metros horizontales de desplazamiento.

 

Además, concentran gran parte de su actividad “en grandes industrias con kilómetros de tuberías, a las que hacemos un seguimiento y vigilancia mediante los drones”.

En este sentido, Guillot explica que el ámbito industrial está siendo “muy importante para nuestra empresa: estamos trabajando mucho con la industria del metal revisando, por ejemplo, tanques de ácido clorhídrico, que están revestidos de una goma que se desgasta con el tiempo”.

“Gracias a nuestros drones y potentes leds, inspeccionamos cada centímetro, en búsqueda de cualquier grieta o desperfecto”, añade.

El responsable de Drone Spain especifica que sus pequeños “aviones” también están siendo requeridos en la industria minera, en la que son capaces de realizar “mapeados en 3D, así como estudios topográficos de la mina”, aunque Guillot manifiesta que todavía están empezando en este campo.

Otros sectores
Para Guillot el futuro de esta tecnología, que ya está muy asentada en el ámbito audiovisual, se centrará en promover nuevos usos en los campos de la seguridad, la vigilancia y en el de la agricultura.

El experto también indica que los drones “pueden incluir cámaras de seguridad térmicas que detectan la presencia de cualquier intruso, por su temperatura corporal, y activar una alarma al localizar cualquier presencia en el perímetro protegido y desplazarse en apenas 30 segundos donde está el sujeto y grabarlo”.

En el ámbito de la agricultura, “los drones podrán marcar una gran diferencia a la hora de detectar plagas”, según Guillot, quien también apunta que asegurarán un buen nivel de regado, y los que incorporen cámara multiespectral “detectarán cambios en la radiación visible e infrarroja de las plantas y hará posible la detección de cambios en las cosechas antes de que aparezcan de manera visible”.

“Asimismo, el mecanismo usado por las cámaras multiespectrales también puede aplicarse a otros campos como la investigación ambiental, la inspección de infraestructuras o las ciencias forestales”, añade el experto.

Guillot también indica que estos dispositivos “ganan terreno como alternativa novedosa y eficaz a la hora de grabar imágenes que difícilmente podrían ser captadas sin dificultades o sin un helicóptero”.

En su opinión, la industria del dron va a suponer una “revolución en muchos ámbitos” y se muestra “contento” con la acogida del negocio: “Hay que ser valiente para probar algo nuevo pero, en el negocio del dron, si una empresa usa nuestros servicios y a la competencia le gusta el resultado, también nos contactan”.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus