•   Madrid, España  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El “internet de las cosas”, ese fenómeno imparable de conexión de todo con todo, por el auge de sensores y chips, arrastra aún complejas lagunas técnicas, algunas de ellas “muy difíciles” de resolver, dijo Vinton Cerf, considerado como uno de los “padres” de internet.

Vicepresidente y jefe evangelista de internet (encargado de explorar nuevos usos de internet) de Google, Cerf, cuyos trabajos en la década de los setenta fueron claves para conectar los primeros ordenadores entre sí, pronunció una conferencia sobre “El futuro de internet: reto y oportunidades” invitado por la Universidad Politécnica de Madrid.

Con galardones tan prestigiosos como el Premio Turing o el Príncipe de Asturias de Investigación Científica y Técnica, Cerf aseguró que “todavía existen muchas preguntas abiertas sobre problemas complicados no resueltos” en torno a ese concepto del “internet de las cosas”.

Para ilustrar la importancia del fenómeno recordó que las cifras sitúan en 3,000 millones el número de internautas y entre 10,000 y 15,000 millones los dispositivos actualmente conectados, cifras que se seguirán multiplicando.

Cerf propone que el teléfono sea el mando principal para todos los dispositivos.

Planteamiento
Uno de los problemas más complejos de resolver para la popularización de este “internet de las cosas” es la falta de plataformas estándares de interconectividad de unos aparatos con otros, dado que varían dependiendo de los fabricantes y eso impide la comunicación de unos con otros.

En breve, recordó, cualquier objeto estará conectado a internet mediante todo tipo de sensores “que serán muy comunes en todas partes”, en neveras, microondas, termostatos o lavadoras.

Se necesitan por ello plataformas de comunicación “a gran escala”, que permitan a las máquinas entenderse y ese reto no se ha logrado todavía, insistió el experto en computación.

También es prioritario que los dispositivos, que se multiplicarán por miles o millones, puedan ser manejados fácilmente.

En cualquier hogar, podrían encontrarse por decenas para ser utilizados al mismo tiempo: sensores de temperatura, humedad, volumen de la música, control de persianas. Lo recomendable sería poderlos controlar todos ellos con un solo mando, probablemente el móvil.

Y este único dispositivo habría de ser fácilmente programable, casi automáticamente, para facilitarle la vida al usuario, que no tiene por qué leer “instrucciones y más instrucciones con tanto aparato”.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus