•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La confluencia entre la arquitectura y las nuevas tecnologías están alumbrando proyectos sorprendentes como el de un puente construido por impresoras robots, que irá creciendo poco a poco, sin la intervención de operarios humanos y que se presenta como un banco de pruebas de los sistemas de construcción del futuro.

Una empresa holandesa que investiga y desarrolla tecnologías robóticas para imprimir objetos grandes y funcionales de todo tipo de formas en tres dimensiones (3D) y con materiales metálicos y sintéticos, construirá de forma automatizada, a lo largo de dos años, un puente de acero sobre el agua en el centro de la capital de los Países Bajos.  

En la construcción de esta intrincada pasarela metálica sobre uno de los canales de Amsterdam, participan ingenieros, programadores informáticos, diseñadores y artesanos y será la prueba definitiva de un nuevo sistema de construcción mediante robots y software de diseño en 3D, informa MX3D.

Las dos máquinas automáticas que construirán este puente son similares a los brazos robotizados utilizados en la industria automotriz para soldar y ensamblar los coches y camiones, y se asemejan a grandes pájaros metálicos “picoteando”. 

“Gota a gota” 

Sin embargo, los movimientos coordinados de las dos impresoras robóticas en 3D que construirán este “puente creciente”, será mucho más lento y suave, produciendo un avance en la obra de unos pocos centímetros por día, a lo largo de unos 24 meses. 

Los robots se desplazarán por el puente asentándose sobre dos vigas de acero situadas en los soportes laterales de la estructura, que a su vez irán construyendo las propias máquinas.

Los autómatas que han sido creados especialmente para este proyecto y son controlados por un programa que prepara los diseños de cada parte y del conjunto, calientan el metal a más de 1,300 grados centígrados hasta fundirlo y para soldarlo “gota a gota”. De esta manera generan  unas vigas y varillas, con formas lineales y curvas, que a su vez son soldadas unas con otras.

“El puente, considerado un proyecto de investigación en sí mismo, está diseñado por Joris Laarman y en él participan la constructora Heijmans y la desarrolladora de software de diseño Autodesk, comenzará a construirse este mismo año y podrá seguirse desde un centro de visitantes para el público. El plazo de finalización está previsto para mediados de 2017”, informa Eva James, directora de comunicación de MX3D.

Según James, los robots constructores  capaces de “dibujar” en el aire las estructuras de acero en 3D, son del tipo industrial multieje, equipados con un cabezal tecnológico que les permite imprimir metales, plásticos y mezclas de materiales durables, para darles  prácticamente todo tipo de formas y construir  estructuras fuertes y complejas.

“FUERA DE LA CAJA”

“Lo que distingue a esta tecnología de los métodos tradicionales de impresión en 3D es que trabaja según el principio de la ‘impresión fuera de la caja’, es decir que al utilizar autómatas industriales de seis ejes, ya no estamos limitados a imprimir dentro de una caja virtual”, explica  Tim Geurtjens, director de tecnología (CTO) de MX3D.

“La construcción empezará con una pieza de metal unida a la orilla del canal. Los robots comenzarán a trabajar  desde ese lado del canal e irán imprimiendo su propia estructura de soporte, sobre la que se asentarán y desplazarán, para imprimir más piso y otras partes de la estructura en 3D, y a partir de aquí, se seguirán moviendo, avanzando e imprimiendo más y más”, según Geurtjens.

Geurtjens indica que “esta construcción está sujeta  a las mismas leyes físicas que todas las demás, pero a veces parece desafiar la fuerza de gravedad, ya que este sistema de impresión  pone el metal gota a gota y este solidifica en menos de un segundo sin precipitarse. Además esta tecnología permite imprimir tubos y sucesivas capas de tubos una sobre otra”.

“Este puente mostrará cómo la impresión en 3D con soporte digital, entra en el mundo de la producción a gran escala de objetos funcionales y con materiales sostenibles al tiempo que permite obtener una libertad sin precedentes en cuanto a la forma”, destaca el diseñador Joris Laarman, para quien este puente conecta la tecnología del futuro con la belleza de la ciudad antigua,  sacando lo mejor de los dos mundos”.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus