•   Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El robot HitchBOT, un experimento social que ha recorrido pidiendo “ride” en tres países hasta terminar siendo destruido a comienzos de agosto en Filadelfia (EE.UU.), tiene posibilidades de renacer de acuerdo a sus creadores, dos investigadores canadienses.

HitchBOT, un modesto robot creado en 2014 con despojos de electrodomésticos por los investigadores canadienses David Harris Smith y Frauke Zeller, fue “asesinado” en las calles de Filadelfia mientras esperaba a un buen samaritano para continuar su viaje por carretera en Estados Unidos.

A pesar de su destrucción, tanto sus creadores como el propio robot, se mostraron optimistas sobre el futuro.

En su cuenta de Twitter, HitchBOT anunció: “Vaya, mi cuerpo ha sido dañado, pero sigo viviendo con todos mis amigos. ¡A veces a los robots buenos les pasan cosas malas!”.

Por su parte, Smith y Zeller dijeron que hay muchas posibilidades de que HitchBOT renazca.

Zeller declaró a la televisión pública canadiense, CBC, que “al principio no me podía creer” que el robot hubiese sido destruido.

Pero Zeller no quiso dar por muerto totalmente el experimento y no cerró la puerta al renacimiento del robot. “Ahora nos tenemos que sentar y ver lo que podemos hacer”, explicó.

La finalidad del robot era muy sencilla, según sus propias palabras: “explorar el mundo y encontrar nuevos amigos en el camino”, señaló HitchBOT en su página web.

Cuando HitchBOT inició su vida, y su primer viaje en julio de 2014, su creador, el doctor Smith, declaró que el robot era un experimento para explorar la interacción entre individuos y equipos tecnológicos cada vez más sofisticados y con “personalidad”.

HitchBOT era del tamaño de un niño de seis años y contaba con un cuerpo hecho con un cubo, paneles solares para recargar sus baterías y extremidades hechas con cilindros de espuma como los que los niños utilizan en las piscinas para flotar.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus