•   Berlín, Alemania  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La feria de videojuegos Gamescom de Colonia (Alemania) cerró ayer sus puertas tras cinco días de anuncios y novedades de las grandes empresas del sector marcando un nuevo récord de visitantes.

El presidente del recinto ferial de Colonia, Gerald Böse, indicó que este año visitaron la muestra unas 345,000 personas, entre público especializado y aficionados, unas 10,000 más que en la edición anterior.

“Los resultados han superado nuestras expectativas”, afirmó al término de la exhibición Böse.

El encuentro, que atrajo a unas 800 empresas de más de 40 países, estuvo centrado en esta edición en la presentación de nuevas secuelas para juegos clásicos, así como la puesta de largo de varios accesorios, entre los que dominaron las gafas de realidad virtual.

Presentaciones

En la feria destacó la presentación de una serie de nuevos juegos para la Xbox One de Microsoft y la Play Station 4 de Sony, bazas que buscan explotar al máximo las capacidades de estas consolas, que ya llevan año y medio en el mercado.

El gigante estadounidense de la informática presentó en la Gamescom los títulos “Scalebound”, “Quantum Break”, “Crackdown 3”, la tercera temporada de “Killer Instinct” y “The Rise of the Tomb Raider”, aunque la mayoría no se comercializarán hasta el otoño de 2016.

Asimismo, Microsoft avanzó que su nuevo sistema operativo, el Windows 10, estará a partir de noviembre disponible para la Xbox One, lo que seguirá difuminando las fronteras entre los videojuegos para ordenador y para consola.

La feria sirvió además de escenario para la presentación de un estudio de perspectivas que apunta que la industria de los videojuegos crecerá este año a nivel global por encima del 10%.

“El mercado crece con un dinamismo nunca visto”, aseguró en la apertura de la muestra Maximilian Schenk, director ejecutivo de la Asociación Federal de Software de Entretenimiento Interactivo (BIU) de Alemania.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus