•   Washington, EEUU  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El Pentágono está construyendo un centro tecnológico para que firmas de Silicon Valley y contratistas militares creen dispositivos “flexibles” como trajes mecánicos con sensores ligeros para los “supersoldados” del futuro.

El Manufacturing Innovation Institute será inaugurado el viernes por el secretario de Defensa estadounidense, Ashton Carter, en su sede de San José, California (suroeste), según sendos comunicados del Pentágono y la Casa Blanca.

El plan prevé la creación de una estructura público-privada dotada de 171 millones de dólares, para acelerar el sistema electrónico flexible, circuitos impresos sobre soportes blandos o extensibles con usos para el ejército, la salud, los hogares y las ciudades.

El proyecto une industria electrónica e imprenta de alta precisión para crear sensores que se adapten a las curvas del cuerpo humano, de objetos o de estructuras.

Flex Tech Alliance

El proyecto recibirá 75 millones de dólares de fondos federales en cinco años y unirá a la industria electrónica y semiconductora --Applied Materials, Apple, United Technologies, Hewlett-Packard o Qualcomm-- con usuarios de esas tecnologías como Boeing, General Motors, la Cleveland Clinic, Corning y Motorola.

Bautizada como Flex Tech Alliance, la iniciativa incluye 162 empresas, organizaciones sin ánimo de lucro, organizaciones de investigación independientes y universidades --entre ellas, Stanford, Berkeley, Harvard y el Massachusetts Institute of Technology-- y estará coordinado por el laboratorio de investigación de la Fuerza Aérea estadounidense.

Se trata del séptimo instituto industrial lanzado por la administración del presidente Barack Obama, según el comunicado de la Casa Blanca.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus