•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Desfiles, lanzamiento mundial de nuevos modelos, seminarios, recorridos diseñados para compradores y celebridades inundan de actividades y glamour estos días Hong Kong, donde la industria relojera concentra su foco en la mayor feria mundial del sector.

Más de 160 marcas, representadas por 780 expositores venidos de 23 países, dan la bienvenida a compradores y expertos de la industria de todo el mundo. En cifras, el pasado año Hong Kong importó 10,800 millones de dólares en relojes y exportó cerca de 10,300 millones en este rubro.

La oferta está dominada por la solera de la industria relojera suiza, que acapara la mayor zona de exposición del recinto y la atención de los compradores.

“Quien quiere tener un buen reloj sigue pensando que este debe ser suizo”, dijo Philippe Dubois, al frente de la marca nacional Rebellion, que trajo a la muestra hongkonesa sofisticados aparatos de exclusiva tirada y por valor de más de 100,000 dólares.

Una de las piezas estrellas de la muestra la trajo la casa genovesa Bovet, con su modelo Amadeo Fleurier Braveheart con una tirada exclusiva de 30 piezas. Se trata de un tourbillon hecho en oro rosa, platino y zafiros, con una maquinaria compuesta de 722 piezas con un precio de mercado de casi 650,000 dólares.

Si bien los compradores de los mercados asiáticos crecieron en un 10% el pasado año, el ritmo de crecimiento en lo que va de año se ha moderado “en parte debido a la campaña contra la corrupción ejercida por el gobierno chino”, expresó Dubois.

 “Muchos altos cargos del país han visto cómo el hecho de haberse puesto un reloj de lujo desencadenó una investigación exhaustiva de sus cuentas por parte de las autoridades”, añadió este relojero con más de 10 años de experiencia en la industria.

Además de las tradicionales y emblemáticas firmas del sector, el recinto hongkonés también acogió nuevas tendencias de la industria y marcas nuevas que buscan representación mundial en el sector.

El área tecnológica hizo su debut este año exhibiendo relojes que integran lo último en tecnología inteligente aplicada a los teléfonos móviles.

Marcas locales como la hongkonesa Memorigin buscan afianzar su mercado dentro de la región a través de guiños culturales en sus diseños.

“Hong Kong, el gran mercado de compraventa de esta industria, debería contar con una marca que identifique y represente este destacado poder que ejerce en el sector”, dijo David Hung, responsable de ventas de Memorigin.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus