•   Santiago de Chile, Chile  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

Las redes sociales y las aplicaciones de mensajería instantánea fueron claves para que los chilenos pudieran comunicarse, solicitar ayuda o simplemente informarse tras el terremoto de 8,4 grados en la escala de Richter que azotó gran parte del país este miércoles por la noche.

El hombre siempre se ha sentido pequeño e insignificante cuando la tierra se agita y se estremece con fuerza pero en esta jornada, quienes descubrieron su fragilidad detrás de cada temblor se hallaron menos solos y vulnerables, pues recordaron que apenas un tuit o un mensaje de WhatsApp les separaba del resto de humanidad.

Ayer, minutos después del fenómeno telúrico más fuerte en lo que va del 2015 en el mundo y el sexto en la historia del país austral, hombres y mujeres de la zona de negocios de la capital chilena se aglutinaban en lugares seguros de sus edificios, pendientes en todo momento de sus celulares.

Todos ellos intentaban establecer comunicación con sus familiares a través de WhatsApp o redes sociales, pues las líneas telefónicas estaban colapsadas, una acción que los chilenos aprendieron a raíz de otros desastres naturales.

La imagen, que se repitió a lo largo de todo el país, quedó plasmadas en los miles de tuits que bajo los hashtags #FuerzaChile, #Chile y #Terremoto convirtieron a la fuerte sacudida de tierra en una tendencia mundial en Twitter.

Los ciudadanos no fueron los únicos que utilizaron este servicio de microblogging para compartir sus experiencias, pues durante toda la noche autoridades del país austral y distintos organismos como la Oficina Nacional de Emergencias (ONEMI) e instituciones como Carabineros de Chile informaron y advirtieron constantemente a la población a través de esta plataforma.

"SHOA (Servicio Hidrográfico y Oceanográfico de la Armada) establece Alarma de Tsunami. ONEMI solicita evacuar los sectores costeros del borde nacional", publicó la Onemi a las 21.15 hora local (24.00 GMT) en su cuenta de Twitter, seguida por 913.000 usuarios.

La publicación fue sucedida por más de 25 tuits en los que se entregaban recomendaciones e indicaciones sobre el proceso de evacuación.

Facebook también confirmó su utilidad en este desastre natural, tras habilitar una herramienta -utilizada por primera vez tras el seísmo de Nepal en abril de este año- que permitía informar del estado de los contactos después del terremoto.

Quienes especificaron en su perfil de la red que vivían en Chile recibieron una notificación que les pedía que confirmaran que se encontraban "bien" y "fuera de peligro" después del terremoto, una notificación que recibían todos los contactos del usuario.

Al mismo tiempo, la red social indicaba al usuario la lista de amigos que también se encontraban en Chile y cuyo estado era aún desconocido, con el objetivo de recolectar información sobre los posibles damnificados.

Pero Facebook no fue la única compañía en prestar su ayuda a los damnificados, la empresa estadounidense Google también se volcó con la catástrofe y activó su buscador de personas (Person Finder) para ayudar a encontrar a las víctimas y desaparecidos del terremoto.

La aplicación, que el gigante de internet creó a raíz del terremoto de Haití de 2010, permite a cualquier persona subir y divulgar información no sólo a través de la web, sino también al enviar un mensaje de texto a un número de teléfono.

Los chilenos demostraron ayer que la vieja idea de estar pendiente de la televisión y la radio cuando la madre Tierra demuestra su fiereza ya ha sido reemplazada por los ordenadores y los teléfonos inteligentes.

Lo que, además de mantener constantemente informados a los ciudadanos, rebaja sus niveles de ansiedad, pues a pesar de sentirse inconmensurablemente frágiles e inseguros se saben acompañados de forma virtual.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus