•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Que levante la mano quien no ha sufrido cuando la enfermera no le encuentra la vena para realizarle una prueba de sangre. Ahora esto será historia, gracias a un dispositivo desarrollado por seis estudiantes de la Unicit (Universidad Iberoamericana de Ciencia y Tecnología), quienes presentaron el “Fácil buscador de vena”.

El innovador invento fue mostrado en la XVIII exposición científica y tecnológica de dicha casa de estudios. De acuerdo con los jóvenes, el 28 por ciento de los pacientes se queja de que el personal médico no está capacitado para hacer este tipo de procedimientos.

Innovación

Este es el primer dispositivo de su tipo creado por nicas. De hecho, en el país y en Centroamérica, solo existe un hospital que cuenta con esta tecnología, que se caracteriza por sus altos costos.

“Como ingenieros, nos gusta crear dispositivos que no solamente nos ayuden en nuestro campo de estudio, fue por eso que decidimos desarrollar el Fácil Buscador de Vena, ya que en nuestro estudio de mercado nos dimos cuenta que aunque hayan otros aparatos similares, este es más accesible en todos los sentidos”, explica María Carolina Jiménez, integrante del equipo.

Funcionamiento

Un buscador de venas convencional ronda los 550 dólares. Estos jóvenes detallan que luego de hacer una exhaustiva búsqueda lograron simplificar el producto, que esperan poner a la venta próximamente.

“El aparato utiliza 12 bujías LED que permiten observar las venas, también cuenta con un regulador que permite ver aquellas que están muy profundas, lo que facilita también el palpeo y evita esos molestos torniquetes. Lo mejor de todo es que solo utiliza baterías de nueve voltios que pueden encontrarse en cualquier lado”, comenta Jiménez.

Estos chavalos tardaron tres días en fabricar el producto y ya están en planes para distribuirlos en los hospitales y centros de salud del país. El precio rondará los 80 dólares.

“Ya nos pusimos en contacto con el Ministerio de Salud y nos dijeron que nos ayudarían a certificar el dispositivo. Por el momento contamos con tres modelos: el que se coloca en la muñeca, el que no hace contacto con la piel y el que sí se coloca sobre la piel. Aunque no haya salido a la venta ya hay mucha demanda  y esperamos que pronto se empiece a utilizar”, finaliza Jiménez.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus