•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Imagínese llegar a ser dueño de un dominio tan importante como Google. Esa fue la increíble historia que le ocurrió a Sanmay Ved, quien compró el Google.com por tan solo 12 dólares, aunque eso sí, la dicha le duró muy poco. Un minuto después de la compra, Google Domains se la canceló, pues borró de su historial de pedidos esta acción y devolvió el dinero a la cuenta de Ved. De todas maneras, Ved reconoció que durante ese breve tiempo se sintió muy afortunado. “Por un minuto tuve acceso. Al menos ahora puedo decir que soy el hombre que fue dueño de Google.com por un minuto”, aseguró en LinkedIn donde publicó también capturas de su historia.

La parte tenebrosa fue que tuve acceso a todos los controles de webmaster por un minuto”. Sanmay Ved, extrabajador de Google.

¿Cómo ocurrió?

Hace unos meses, Google abrió su propio servicio de compra de dominios, conocido como Google Domains. Pues bien, el pasado martes, Sanmay Ved, un extrabajador de Google, estaba navegando por Google Domains por curiosidad, y vio que Google.com, el dominio con mayor tráfico del mundo, estaba libre. De modo, que el ahora reconocido hombre no la pensó dos veces y lo compró por tan solo 12 dólares. De acuerdo con declaraciones del hombre: “Yo trabajé para Google, por lo que paso jugando con el producto. Pensé que era algún tipo de error, pero pude completar la compra”, dijo Ved a Business Insider. Al completar la transacción, el afortunado comprador comenzó a recibir mails internos y confidenciales de la compañía. 

No es el único caso

Sanmay Ved reportó el incidente a Google de Seguridad y la compañía reconoció el hecho. De todos modos no está claro lo que pudo pasar: si fue un error de Google Domains o realmente a Google se le escapó renovar el dominio en ese preciso instante, algo realmente raro, según refieren los expertos. Lo cierto, es que Google no es la primera empresa a la que le sucede algo por el estilo, pues en 2003 Microsoft se olvidó de renovar su dominio “Hotmail.co.uk” y sucedió que alguien lo compró y Microsoft tuvo que pedirle que se lo devolviera. Tras el suceso, la compañía tomó medidas para evitar un suceso parecido en el futuro, ejemplo que sin duda también adoptará Google.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus