•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Entre todos esos millones y millones de videos de Youtube se encuentra una categoría tan absurda como lucrativa. Se trata del unboxing, que traducido al español vendría siendo “sacar de la caja”, donde participan personas de todo el mundo desempaquetando sus nuevas adquisiciones, que van desde un celular de gama alta hasta cualquier electrodoméstico.

La pregunta es ¿a quién le interesaría perder 20 minutos de su tiempo viendo desempacar un producto? Al parecer a miles y como muestra un botón: Recientemente, un usuario subió a su perfil un video donde se muestra abriendo un huevo de chocolate para descubrir la sorpresa que esconde, a los pocos minutos, su acto se hizo viral,  llegando a las 44 millones de visitas. Entonces la gente dirá ¿Es que no hay nada más que ver?

Por cada mil visitas, el usuario gana un promedio de tres dólares, y haciendo cálculos, el video de los huevos de chocolate podría haber ganado unos 130 mil dólares, solo porque la gente viera qué sorpresa tenía el producto, según información de un profesional del unboxing consultado por la cadena de medios CNN.

Los más buscados

Los principales espectadores de esta original actividad son adultos entre los 25 y 44 años, de acuerdo al canal FluffyJet, dedicado a medir las audiencias. El 34% de las visitas están relacionadas a videos de comida, electrónica, juguetes y productos de belleza, y sucede en los meses previos a Navidad, entre octubre y diciembre. Los principales espectadores son estadounidenses.

“Los videos de unboxing de juguetes encantan a los niños, porque les permiten experimentar la sensación de estar abriendo ellos mismos los juguetes”, dice un portavoz de FluffyJet. Sin embargo, lo que sorprende es el de los huevos. “Es un verdadero enigma. Parece que a los niños les encanta el misterio de ver lo que hay dentro de la sorpresa y descubrir que en su interior están los juguetes de sus personajes favoritos”, indica la empresa.

Expertos señalan que todo el asunto del unboxing tiene su razón psicológica: una caja es una caja, pero tiene que dar pie a la sorpresa”, según advierte Rush Smith, quien tiene un canal exitoso dedicado a desempacar productos. Por su parte, la psicóloga española Amaya Terrón explica que se genera una empatía con quien abre la caja: “Sentimos a través del otro su ilusión como si fuera nuestra y esto actúa de forma positiva en nuestro cerebro”.

Es por estas razones que el contenido triunfa en YouTube, un negocio que crece sin parar, pues, según esta red de videos, la actividad creció un 57% el año pasado, es más, de los 25 canales más vistos en este sitio, cinco están dedicados a esta actividad, según la BBC.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus