•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Smartphones, iPads, tabletas y otros dispositivos más han venido a este mundo para quedarse y desarrollarse al ritmo de lo más último de la tecnología. No cabe duda que estos aparatos tienen sus ventajas entre ellas: ubicarnos con ellos en el extranjero, pedir comida a domicilio sin necesidad de salir de casa, hacer un seguimiento de nuestra vida de ocio. No obstante, lo más importante de esta revolución tecnológica es que gracias a ellos podemos estar comunicados con gente del otro lado del globo sin problemas. Pero ¿esto provocando que perdamos el contacto con la gente de nuestro alrededor? Según el fotógrafo Eric Pickersgill, así lo piensa.

Experiencia

Mientras estaba sentado en una cafetería. Eric un fotógrafo profesional residente en Nueva York, tuvo la idea de crear la serie “Removed” (eliminado) tras observar a  una familia que estaba sentada frente a él, la cual apenas hablaba, puesto que cada uno estaba pendiente de su teléfono móvil. En palabras del artista: “Un padre y sus dos hijas estaban con sus teléfonos. La madre no tenía o no había decidido sacarlo. Solo se limitaba a mirar por la ventana, triste y sola en la compañía de su familia”. Según expuso Pickersgill a través de su página web, le preocupa que ahora el uso de la tecnología para relacionarse actué como un elemento para empobrecer las relaciones más básicas.

“Fue la hermosa iluminación y la madre que no estaba usando un dispositivo lo que me hizo observar la situación como fotógrafo”, explicó en algunos medios de comunicación. “No tomé la fotografía, pero existe en mi mente y es una imagen cargada de mucha emoción”. De esta manera, Removed es una exposición de fotos que se puede encontrar en la página oficial del artista, en la cual pone al descubierto qué tan adictos nos hemos convertido los seres humanos a la tecnología. “Sabía que no quería tomar fotos de gente usando sus dispositivos”, señaló Pickersgill. “Eso parecía demasiada explotación, simplemente caminar por ahí y apuntar la cámara hacia la gente sin su participación era la gran opción”.

Idea

La idea concreta del proyecto surgió de su propia experiencia con la adicción a la tecnología. El artista contó al sitio HuffPost UK Lifestyle, que una noche mientras se disponía a dormir, tenía su teléfono en la mano, pero que por la debilidad del sueño, este se le cayó. A pesar de estar consciente que su celular estaba en el piso, pudo observar que su mano estaba parcialmente curva reposaba sobre el borde de la cama en una posición como si todavía estuviera sosteniendo el dispositivo que se había caído. Según compartió el fotógrafo, fue en ese instante en donde descubrió que la tecnología nos adormece, naciéndole la idea de realizar las fotografías para “Removed”.

Yo, personalmente, necesito el recordatorio de hacer a un lado mi dispositivo porque es una adicción”. Eric Pickersgill, fotógrafo profesional

 

Conclusiones

Pickersgill cree que la ausencia de un dispositivo es más mordaz y espera que con su trabajo les ofrezca a otros un “momento de conciencia”, para hacer que más gente se dé cuenta de cuánto tiempo pasan entretenidos con sus aparatos. El artista añadió que su trabajo ha sido compartido online y expuesto en galerías, ha propiciado una variedad de respuestas. Una de las fotografías muestra a una mujer que luce como si estuviera a punto de tener un choque de cabeza por estar mirando a su dispositivo. Según él, esta imagen parece haber generado la mayor reacción.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus