•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Son muchas las personas que se sienten abrumadas por los constantes avances tecnológicos a los que han sido sometidos los automóviles en esta era de la actualidad. Lo que más incomoda a los conductores es que el automóvil cambie de rumbo mientras el auto se sale un poco del carril, o que este frene por su cuenta si los sensores indican que va a chocar. También están los controladores de velocidades adaptables, indicadores de presión de los neumáticos y las famosas cámaras traseras; que antes solo estaban disponibles para modelos caros y que ahora son más accesibles.

Incertidumbre

A pesar de que la razón de crear estos avances al volante desde el inicio ha sido reducir el número de muertes en los accidentes de tránsito, el problema es que muy pocos conductores saben cómo usarlos y por ello desconectan los dispositivos y no aprovechan el potencial que estos tienen. Según un estudio que fue realizado por la Universidad de Lowa y que fue publicado en el sitio web 20 minutos; expone que la mayoría de los conductores no saben utilizar las nuevas tecnologías al volante. Además, el 40 por ciento describió el comportamiento de su vehículo como inesperado. 

Sobre las bases anteriores, el más difícil de comprender de los avances tecnológicos es el control de velocidad adaptable, puesto que este siempre mantiene cierta distancia del auto que va delante de él o acelera si el tráfico está libre, y todo esto sucede repentinamente. En el estudio, hay personas que manifestaron que al cambiar de auto querían salir corriendo, debido a las alarmas que se activan cuando tienen un auto cerca, mientras que otras dijeron que han regresado más de una vez a la casa automotriz donde compraron el vehículo para aprender a manejar las nuevas tecnologías. 

Manuales difíciles

Desde que estas tecnologías se han incorporado a vehículos no tan caros, las casas automotrices han perdido el interés de capacitar a los compradores sobre la manera en que estas tecnologías se deben usar, entregando el automóvil con un manual de uso que tiene muchas páginas con un lenguaje que tiende a confundir a los usuarios. Finalmente, aunque las nuevas tecnologías ayudan a prevenir choques, son muy pocos los que las saben usar bien, puesto que aún hay personas que creen que el automóvil frenará por sí mismo ante un eminente choque; cuando lo que realmente lo que va a hacer es activar el sistema de alerta. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus