•  |
  •  |
  • Edición Impresa

¿Alguna vez has buscado tu nombre en Internet? ¿Qué resultados ofrece tu búsqueda? Si tu nombre es popular puede ser que no te encontrés entre tantas personas que se llaman igual a vos; o bien, puede ser que te encontrés, pero las referencias que existen sobre vos dañan tu imagen. ¿Qué hacer en este caso?

En Internet se ha vuelvo popular y polémico desde hace varios años, el término “derecho al olvido”, el mismo hace referencia a la eliminación de contenidos obsoletos o que perjudican a una persona.

En Europa, desde mayo de 2014, los buscadores (Google, Yahoo!, Bing o cualquier otro) tienen la obligación de eliminar de sus resultados aquellos contenidos que violen los derechos de un ciudadano, a petición de este.

En aquel momento, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea dejó claro que los buscadores debían examinar la petición y determinar si estaba bien fundada, en ese caso podría suprimir el contenido.

La misma sentencia contempla, sin embargo, que cuando la publicación original es legítima, no se admite el derecho a borrarla del soporte original (web que hizo la publicación). Solo se suprime de los resultados de los buscadores para que no permanezcan eternamente en Internet.

Las grandes compañías de búsquedas no tardaron en reaccionar y valoraron la sentencia como “decepcionante”.

Inviable técnicamente

Recientemente, el vicepresidente de Google, Vint Cerf, defendió que el “derecho al olvido” en internet no es una buena idea “desde el punto de vista técnico” a largo plazo.

“Lo tengo en cuenta, probablemente hay cosas en internet que alguna gente desee que no estén ahí”, dijo Cerf, quien explicó que existen dos problemas para llevar a cabo esa tarea, la cual “nunca” ha llegado a “entender del todo”.

En primer lugar, Cerf aseguró que el “derecho al olvido” choca con el “derecho a saber”.

Para ejemplificar este supuesto, puso el caso de un político que no quiere que en internet circulen determinados contenidos para no dañar sus posibilidades en una eventual campaña electoral, lo cual se contrapone, en su opinión, con un ciudadano que tiene que tomar la decisión de votarlo o no y que tiene derecho a conocer esa información.

Por otro lado, señaló que si a una compañía que “indexa información y realiza búsquedas”, le decís que se asegure de que algunos contenidos no vuelvan a aparecer en sus búsquedas, eso hace que el motor de búsqueda tenga que “recordar cada cosa que tiene que olvidar”.

Por esos motivos, en su opinión, desde el punto de vista técnico “no tiene ningún sentido”, dado que, a largo plazo, cada vez tendrás más cosas para olvidar, por lo que considera que no es una “buena idea”.

“El verdadero problema es que alguien ha puesto algo sobre mí que no me gusta en una web. La solución para ello es encontrar al responsable de la web y hacer que lo quite si realmente hay argumentos para ello”, concluyó Cerf.

En Nicaragua

Google, como el motor de búsqueda más utilizado, permite a sus usuarios en Nicaragua solicitar la eliminación de información personal de sus resultados. Para ello, solo hay que teclear “Cómo eliminar información de Google” y entrar en su servicio.

Antes de hacer una solicitud, es bueno revisar las “Políticas de eliminación de contenido” en las que Google explica qué se puede eliminar y qué no. Además explica cómo decide si eliminará el contenido solicitado. Finalmente, de una manera muy sencilla, instruye al usuario en el proceso para eliminar la información.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus