•  |
  •  |
  • EFE

Si en 2015 el teléfono celular ha sido uno de los principales vehículos, sino el principal, de nuestras relaciones, trabajo, transacciones y diversiones, y un medio de información decisivo, probablemente estará todavía más presente en nuestras vidas el próximo año.

Los delincuentes informáticos también lo saben y por eso están continuamente redoblando sus esfuerzos por acceder a nuestros dispositivos electrónicos, para controlarlos, ‘hackearlos’ y robar sus datos y contraseñas.

El técnico Josep Albors, director de comunicación e investigador de la compañía de software de seguridad ESET en España, describe las principales amenazas o programas maliciosos que asedian a los ‘smartphones’ iOS, Android o Windows Phone.

Ransomware

Este software infecta un dispositivo y confiere al delincuente la capacidad de bloquearlo remotamente, encriptar la información y datos almacenados, prometiendo desbloquearlos a cambio de que se pague una suma de dinero.

Spyware

Estos programas espías son aplicaciones que recopilan información sobre una persona u organización sin su consentimiento ni conocimiento, para beneficiarse económicamente o utilizarla con fines publicitarios.

Troyanos bancarios

Son programas diseñados para robar los datos de cuentas bancarias electrónicas, sistemas de pago electrónico, tarjetas de débito o crédito, y otros servicios financieros, como las operaciones de bolsa online.

Exploits

Estos programas informáticos intentan forzar alguna deficiencia o vulnerabilidad (bug) del sistema atacado, para destruirlo, inhabilitarlo o acceder de forma no autorizada y emplearlo en beneficio propio o para atacar a terceros.

Falsos cupones descuento

Los delincuentes envían promociones electrónicas suplantando a tiendas, cadenas de distribución o restauración ofreciendo rebajas, ofertas y ahorros muy atractivos, a cambio de participar en encuestas o sorteos, con lo cual obtienen fraudulentamente los datos del usuario.

Consejos claves


Es necesario ir con mucho cuidado a la hora de descargar las aplicaciones, aunque provengan de repositorios y tiendas oficiales. Una ‘app’ que pida demasiados permisos o genere comentarios negativos de los usuarios puede ser un indicativo de que contiene algo peligroso.

Recuerde que ninguna web es completamente segura, por lo que si navegamos desde dispositivos móviles como si lo hacemos desde nuestra computadora, hemos de estar alerta ante posibles avisos sospechosos. 

No olvide actualizar siempre que pueda el sistema operativo y las aplicaciones utilizadas, lo cual resulta crucial para evitar que un atacante se aproveche de vulnerabilidades existentes y consiga acceder a nuestro dispositivo.

Es muy recomendable utilizar una solución de seguridad (programa antivirus) que advierta cuando estamos frente a una amenaza que pueda comprometer nuestra información bancaria.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus