•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Imagine un sostén inteligente de alto rendimiento que se adapta a su cuerpo y entrenamiento y que le permite convertirse en la jefa de su propio estado físico o que se comporta como una especie de “entrenador personal”, gracias a la información que recibe de sobre su propio cuerpo y que registra en el mismo momento que hace deporte.

Imagine que esa prenda deportiva, cuyo aspecto no se diferencia en nada al de una a convencional, trasmite toda esa información por vía inalámbrica a su teléfono móvil, donde es visualizada por medio de una “app”, que además proporciona una serie de innovadoras funciones y herramientas informáticas para mejorar en la práctica de su actividad física preferida.

Este sujetador, según sus creadores, ya existe y es sumamente cómodo, puesto que lleva un acolchado adicional, correas ajustables y un cierre seguro en la parte trasera. Está fabricado con materiales textiles que absorben la presión y reducen el estrés en la espalda y los hombros.

Según sus inventores es una herramienta “que ayuda a la mujer a que pueda correr más y más rápido, y a aumentar su resistencia física”.

Durante el desarrollo e investigación de esta ‘prenda inteligente’ en el que participaron diseñadores de sujetadores, científicos e ingenieros con experiencia en la tecnología textil-electrónica, se crearon y probaron más de 1,600 prototipos, de acuerdo a OMsignal.

ESTÉTICA Y TECNOLOGÍA

Los diseñadores del OMbra descubrieron algunos elementos que les ayudaran a centrar su trabajo: que más del 70 por ciento de las mujeres no eligen un sujetador tamaño adecuado; que las correas son el motivo de queja más común; y que la forma en que una mujer corre cambian dependiendo de cómo se apoyan y son sostenidos sus pechos.

Con la “App” se puede saber cuánto oxígeno está consumiendo el cuerpo mientras corre, por ejemplo.

El sujetador cuenta con un diseño, tipo de tejido y materiales “que le permiten adaptarse a cualquier forma de pecho y cuerpo en movimiento, mantiene la piel seca, aireada y libre de gérmenes y garantiza la comodidad de los senos sin oprimirlos ni aplastarlos, tanto si se mueve de arriba abajo o de izquierda a derecha”, según OMsignal.

“El Ombra está equipado con sensores flexibles, cuyos registros ayudan a la mujer a determinar cuándo puede ejercitarse un poco más o debe tomarse un respiro, y a entender lo que el cuerpo está tratando de decirle, gracias al seguimiento de su actividad física captada justo en el centro de su cuerpo”, según la compañía.

“Nuestro sistema mide y registra la información corporal para mostrar el progreso a lo largo del tiempo, y registra la frecuencia cardiaca y el ritmo de respiración para que su usuaria pueda ir superando sus límites de una manera segura”, añaden.

Los datos son registrados por unos sensores incorporados al tejido y son recibidos por una caja inteligente que lleva una batería eléctrica y se conecta a la parte inferior del sujetador, desde donde se transmite,  en forma de señales inalámbricas, a un teléfono con el sistema operativo iOS, cuya ‘app’ los procesa y permite visualizarlos en la pantalla, según datos técnicos de la compañía.

Según sus creadores el sujetador inteligente, es ‘a prueba de salpicaduras’ y tiene correas ajustables en los hombros y la espalda con el fin de adaptarse a diferentes formas del cuerpo femenino, y para darle la flexibilidad necesaria para adaptarse a sus movimientos.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus